scorecardresearch

El Consorcio volverá a subvencionar vuelos mientras demanda a Good Fly

Á.M / Burgos
-

El ente promocional confía en lograr la internacionalidad del aeropuerto de Burgos antes de verano para poder operar rutas fuera del espacio Schengen. Hay 300.000 euros para 2014

La actividad del aeropuerto de Villafría seguirá, a la espera de noticias sobre los pretendidos usos logísticos tanto aeronáuticos como aduaneros, sustentado en las políticas de promoción del Consorcio formado por el Ayuntamiento y la Diputación. Es la conclusión de lo aireado en la primera reunión anual del ente, celebrada ayer, y de las decisiones tomadas para la temporada de 2014.

El vicealcalde, Ángel Ibáñez, evidenció que en el último trienio el concurso del Consorcio ha sido capital para sostener una actividad que, «como en todos los aeropuertos españoles», está viéndose muy mermada por la crisis económica. Así, mientras en 2011 únicamente el 3% de los viajeros que utilizaron Villafría lo hicieron a través de algún vuelo promocionado con dinero público, en 2012 ese porcentaje escaló hasta el 14% y en 2013 hasta el 21%. «Vamos ganando peso», dijo Ibáñez, sin especificar si eso es bueno o malo para Villafría.

El presupuesto para este año será de 300.000 euros (la mitad municipales, la mitad ‘provinciales’) y con el soporte de ese dinero se han aprobado las bases para que las compañías u operadores interesados se ofrezcan a promover rutas que tendrían una subvención máxima de 30.000 euros por operativa (todas las conexiones con un destino). «Para evitar conflictos de competencia se han trabajado más desde un punto de vista jurídico», advirtió el también portavoz del Ejecutivo local.

En el encuentro también se acordó ratificar el convenio entre el Ayuntamiento y el Consorcio para que sean los servicios jurídicos municipales los que demanden a la compañía Good Fly, que en septiembre fue rescatada con 45.000 euros públicos para evitar que los últimos vuelos a Baleares se quedaran en tierra (había más de 100 pasajeros con billete de regreso). La firma se comprometió a devolver el dinero en el plazo de un mes, pero no lo hizo.

Parece obvio que en el Consorcio tendrán que establecer acuerdos con nuevos operadores si la pretensión es la de programar una oferta estival similar a la de años anteriores. «Para nosotros esta política de ayudas está agotada; ni atrae turismo ni resulta rentable», advirtió la concejala socialista Carmen Hernando minutos antes de sumarse a la reunión.

El futuro

Ayer también se dio cuenta de que AENA ya ha enviado a Burgos las cabinas de control de pasaportes después de dar el OK a la internacionalidad de Villafría, algo que permitiría operar destinos fuera del espacio Schengen (a Reino Unido, por ejemplo). Ahora es el Ministerio del Interior quien debe dar su aprobación, pero se da por hecho que la declaración se conseguirá antes o después. «Esperamos que pueda ser antes de verano», suspiró Ibañez.

De lo que no hay avances conocidos es del requerimiento a AENA para la cesión de 400.000 metros cuadrados de suelo afectados por Villafría y actualmente inertes con la finalidad de ampliar las instalaciones de la Aduana y de implantar industria auxiliar de la aeronáutica.