scorecardresearch
María Jesús Jabato

Señales de vida

María Jesús Jabato


Tesis y chamizos

08/04/2022

Este diario se ha hecho eco de la alarma de la UBU ante la proliferación de alumnos que compran trabajos de fin de grado y doctorales, emulando al presidente Pedro Sánchez, que, según las malas lenguas, trampeó para ser doctor presentando una tesis cuando menos inquietante, de la que no se han seguido consecuencias académicas.

Los estudiantes han visto que pueden apartar de sí el amargo cáliz de los trabajos y algunos ya no ahorran para comprarse una moto, sino para que les hagan la tesis, que lleva más lejos. Los planes educativos socialistas que asolan las aulas han desembocado en la cultura del mínimo esfuerzo y así nos luce el pelo; no hay, por tanto, que sorprenderse de que los chicos copien, ni de que paguen por el último trámite que les facultará para ser ingenieros o presidentes del Gobierno.

Así está el patio y a vivir, que son dos días, a pasar el rato en el local menor de ocio privado, o sea, en el chamizo, que los ayuntamientos se ponen finolis para titular la correspondiente norma, pero luego la llaman ordenanza de chamizos.

Un chamizo es una casa pobre, sucia y desordenada o una choza cubierta de chamiza, según la RAE, así que se usa mal la palabreja de alma ramplona y silvestre, y, tal vez por ello, el concejal Martínez-Acitores ha pedido que se concrete qué es un chamizo, porque para la ordenanza es un local destinado a actividades de esparcimiento y aficiones que no se encuentre abierto al público, y, dice el concejal que en esta definición podría entrar un club de lectura.

No nos imaginamos a los chavales leyendo a Espronceda en el chamizo ni en ninguna otra parte, claro, aunque en El Diablo Mundo describe una habitación que pudiera ser un local de esparcimiento privado, o sea, un chamizo del XIX: Sobre una mesa de pintado pino / melancólica luz lanza un quinqué / y un cuarto ni lujoso ni mezquino / a su reflejo pálido se ve. Si los chicos frecuentaran a Espronceda tendrían menos tentaciones de comprar tesis, porque dice el escritor: Y mucho más sin duda me valiera / que no andar por el mundo componiendo / de niño haber seguido una carrera / de más provecho y de menor estruendo […] más ¡oh, dolor tremendo! / mis estudios dejé a los quince años / ¡y me entregué del mundo a los engaños! 
mariajesusjabato@mariajesusjabato.com