scorecardresearch
Salvador de Foronda

Diez Mil Preguntas

Salvador de Foronda


La lógica simple

28/04/2022

Decía Antoine de Saint-Exupéry, en El Principito, que la dignidad del individuo consiste en no ser reducido al vasallaje por la largueza de otros. Pues este Gobierno ofrece proteger a los ciudadano, a los que previamente les ha desprovisto de todo, como si de un señor feudal se tratara. Les protege destinando a unos cuantos una parte del dinero que previamente les ha incautado a todos. 

A unos les ofrece un ingreso mínimo vital, mientras les sablea en el supermercado, a otros les topa los alquileres, mientras no pueden aspirar a otra cosa que no sea un empleo precario, a muchos les regala 20 céntimos en cada litro de gasolina, después de haberles quitado 40 de sus bolsillos, y a otros les sube el sueldo para quitárselo en tramos de renta. Con lo cual, la posibilidad de bajar impuestos no está contemplada en el manual de supervivencia de un Pedro Sánchez que necesita multiplicar el número de vasallos subvencionados antes de concurrir a las próximas elecciones.

Está visto que este Gobierno disfruta con la situación económica actual, puesto que recaudará en el 2022 unos 6.500 millones más de IVA que lo que habría recaudado de mantener el IPC del año pasado. A lo que habrá que añadir otro ingreso extra, mientras no se ajusten por la inflación, los mínimos exentos y tramos de IRPF. Sin olvidar que si los salarios aumentan también crecerán los ingresos estatales por cotizaciones sociales. 

Si alguien nos preguntase qué es lo que queremos, responderíamos que un sistema tributario simple, eficiente, estable y neutral. Con lo cual es ilógico subir impuestos si no reduces el desempleo y la economía sumergida. Si la actitud es la expuesta, entonces el objetivo prioritario de la reforma tributaria de este Gobierno es detraer más recursos de ciudadanos y empresas para construir un estado paternalista, que reparta lo recaudado con criterios clientelares en beneficio de objetivos paternalistas y electorales. Subir impuestos en una legislatura marcada por la incertidumbre y la crisis va en contra de la lógica económica y el efecto consistirá en ralentizar la recuperación de la economía y empleo. 

¿Os imagináis lo que sería este país en mitad de esta crisis si ahora gobernara la derecha? No necesito imaginar nada; bastante tengo con lo que veo todos los días y es que los mismos que están hundiendo este país son los que se ofrecen como solución.