scorecardresearch

«No vamos a dar cheques en blanco a PP o PSOE. No me fío»

David Alonso
-

Luis Mariano Santos (León, 1968) no se fía de las encuestas que otorgan a la UPL un gran resultado con hasta tres procuradores, aunque reconoce que esto les serviría para "ser determinante a la hora de cambiar políticas"

«No vamos a dar cheques en blanco a PP o PSOE. No me fío» - Foto: Jonathan Tajes

Cómo encaja su mensaje leonesista en una campaña en clave nítidamente nacional?

Esa es una de las verdaderas miserias de la política y de esta comunidad. Que en esta tierra, donde el debate que se debe plantear es autonómico sobre Castilla y León, vienen los partidos a poner en escena sus batallas nacionales. Están teniendo protagonismo gente como Pablo Casado, desembarcan dinosaurios como José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero, y todo en clave nacional. Y de lo que más se tenía que estar hablando, que es de los problemas que tienen los leoneses y los castellanos es de lo que menos se está hablando.

Hay partidos usando el 'León y Castilla' ¿Es un triunfo del leonesismo?

Desde luego que es un triunfo para la UPL. El hecho de que aquí todo el mundo intente ser leonesista cuando se planta en León es comprar todo lo que nosotros llevamos defendiendo durante tantos años. Si tu intentas comprar ese papel, al final estás de acuerdo en que los problemas y desequilibrios territoriales existen. 

La despoblación se ha convertido en un eje de esta campaña. ¿Tienen alguna varita mágica?

No hay soluciones milagrosas a este problema y nosotros somos conscientes de ello, pero hay que tomar medidas. Llevamos mucho tiempo hablando de despoblación y prácticamente no se ha hecho nada, mucho tiempo hablando de mejoras fiscales para el mundo rural y no se ha hecho nada, mucho tiempo hablando de consolidar servicios básicos y, no solo no se consolidan, sino que se cierran consultorios, los bancos se van del mundo rural... De hecho, yo iría más allá, estamos ya en una fase en la que ya no basta solo con eso sino que tenemos que empezar a repoblar. Una cuestión que algún partido político que se presenta en esta campaña lo vería fatal… Y no solo en empezar a repoblar determinadas zonas rurales, sino también alguna capital de provincia. 

Usted es un férreo defensor de la descentralización institucional. ¿Llevar funcionarios de Valladolid a León es la solución al problema?

No se trata de quitarle a nadie para ponerle a nadie, se trata de descentralizar una Comunidad que fue configurada con nueve provincias pero concentró todo el poder en una gracias a la Ley de Sedes votada por PP y PSOE. Pero no son solo las instituciones públicas, alrededor de estas se ha generado una superestructura de empresas privadas y otras administraciones que han reunido todos los poderes en una sola capital de la Comunidad. Nosotros proponemos que se invierta ese proceso. Si hasta este momento se ha conseguido centralizar todo haciendo crecer a unos territorios y menguar a otros, lo lógico será invertir la tendencia y repartir esfuerzos. 

Y esto no es ir en contra de nadie, ni de Castilla, ni de Valladolid, es simplemente repartir los esfuerzos económicos entre todos. Si la gente no lo entiende, igual lo más lógico es que Castilla siga por un lado y León por otro.

Las encuestas les mejoran exponencialmente su representación en las Cortes. ¿Se fían?

Yo no me fío de las encuestas nunca, ni cuando son buenas ni malas. Nosotros estamos acostumbrados a que nos den cero procuradores, porque las encuestas siempre infravaloran a la UPL. Lo que a mí me importa no es que seamos dos o tres procuradores, sino que la inercia que marcan los sondeos es que crecemos. Con esto me quedo. Yo quiero tener más para , mejorar los resultados y poder así cambiar políticas.

¿Y qué diferencia hay entre que la UPL tenga uno o tres procuradores?

El hecho de tener tres supone que, en un mapa tan fragmentado, tengamos casi seguro un papel y un poder importante a la hora de cambiar políticas. A mí me da igual quién sea presidente, yo no confío mucho ni en Fernández Mañueco ni en Tudanca. Lo que me interesa no es cambiar a uno por el otro, lo que quiero es cambiar la política sanitaria de los últimos años, me interesa descentralizar, que se lleva 20 años hablando de planes industriales y nunca se han hecho.

Tiene una llamada de Luis Tudanca y otra de Alfonso Fernández Mañueco el 14 de febrero ¿A cuál responde?

Al primero que me haya llamado. Lo cual no quiere decir que yo no pueda llegar a acuerdos con uno y con otro, porque no tengo ningún problema en hablar… bueno, con casi todos puedo hablar. Pero es evidente que no doy cheques en blanco a ninguno porque no me fío de ellos, y lo que hagamos y los acuerdos que tengamos serán puntuales, pero en ningún caso globales.

¿Tienen algún 'cordón sanitario' a la hora de pactar?

Creo que ya lo he dejado claro. No se trata de 'cordón sanitario', no me gusta esa palabra, porque si los partidos son legales y se pueden presentar a las elecciones yo no tengo ningún problema en que estén y la gente decida lo que quiera. Ahora bien, es evidente que a nosotros nos aleja muchísimo de lo que comentan algunos. Es una cuestión ideológica tan alejada que es imposible llegar a acuerdos con ellos.

Vamos a poner nombre a ese 'partido'. PP y Vox necesitan del apoyo de la UPL para gobernar ¿Votan sí o votan no?

Yo creo que ya he respondido a esto. A mí no me gusta hablar de hipótesis antes de las elecciones, porque igual ni se da ese hecho. Pero es evidente que ideológicamente estamos tan alejados de un partido del que yo ya he dicho que es un poco inútil en el sentido de que ni siquiera presenta enmiendas a las leyes durante esta legislatura. No le veo utilidad a un partido como del que estamos hablando y por eso es muy difícil que yo pueda llegar a acuerdos con alguien en ese espectro político.