scorecardresearch

Piden 63 años de cárcel para una banda latina

F.L.D.
-

Cinco de sus miembros, uno de ellos cabecilla de la organización 'Latin King', residían en la capital y otro más en Aranda. Recibían órdenes de Madrid. El grupo quería asentarse en Burgos. Fueron arrestados en 2019 en la Operación 'Pato'

Material incautado en la Operación ‘Pato’.

Varias peleas entre bandas latinas con armas blancas en lugares públicos y concurridos pusieron en alerta a la Policía Nacional. Las investigaciones posteriores desvelaron que un grupo de chavales pretendía establecer en Burgos una facción de los llamados 'Latin King'. De hecho, habían establecido contacto con los líderes madrileños, quienes ordenaban los enfrentamientos con otros grupos para marcar territorio. En la llamada Operación 'Pato' llevada a cabo en 2019, detuvieron a doce personas, seis de ellas en Burgos, y desarticularon lo que llamaron el Reino de Castilla y León. El Ministerio Fiscal pide ahora para esta pandilla un total de 63 años y medio de prisión.

Según la Fiscalía, J.M.T.S. era el líder de la organización en Burgos y en el Reino de Castilla y León. En el registro de su domicilio encontraron documentación orgánica, simbología, armas (dos pistolas simuladas y un machete), material informático y diversos dispositivos móviles. Su segundo de abordo era D.J.T.I., uno de los miembros más activos y con mayor número de antecedentes. Participaba activamente en las reuniones y concentraciones convocadas por los 'Latin King' a nivel nacional. Antes de registrar su casa, en la que encontró un gran bate de madera, le habían detenido en varias ocasiones tras protagonizar peleas y agresiones con arma blanca. De hecho, la Policía le sorprendió en Valladolid con un machchete de 45 centímetros de hoja.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)