scorecardresearch

El 40% de pymes de entre 10 y 49 empleados pide el kit digital

SPC
-

Barcones y Méndez Pozo explican que desde el 15 de marzo más de 2.000 pymes ya han solicitado este instrumento que consideran «imprescindible» para afrontar los retos del futuro

Virginia Barcones y Antonio Miguel Méndez Pozo, durante la presentación del programa para ayudar a la digitalización de las empresas. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El 40 por ciento de las empresas que tienen entre 10 y 49 empleados de la Comunidad, unas 2.000, ya han solicitado las ayudas del kit digital del Gobierno, cuya convocatoria se abrió el pasado 15 de marzo, y que les permite el acceso a un bono de hasta 12.000 euros para su digitalización. Se trata de un programa articulado en la Comunidad a través de la red de ocho oficinas Acelera Pymes de las Cámaras de Comercio, y que podría llegar a 46.000 empresas en su conjunto durante los próximos dos años, ya que se dividirá en tres convocatorias en función del tamaño de la empresa. Unos datos que presentaron ayer la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el presidente del Consejo de Cámaras de Comercio de Castilla y León, Antonio Méndez Pozo, donde recordaron que la convocatoria cuenta en esta primera fase con 500 millones, y animaron a todos los posibles beneficiarios a pedir estos apoyos porque «sin digitalización no hay futuro».

Méndez Pozo explicó que el programa en su conjunto movilizará 3.060 millones con el reto de llegar a un millón de empresas en España y deseó que ninguna actividad de Castilla y León se quede sin estos apoyos, porque «sino estamos digitalizados, el mundo empresarial está abocado al fracaso». El empresario burgalés constató que el programa proporcionará a las empresas un bono de digitalización destinado a comprar soluciones digitales como la elaboración y gestión de páginas web, comercio electrónico, gestión de clientes, ciberseguridad, gestión de proveedores y oficina digital.

El presidente cameral aclaró también que se prevé que las empresas de entre tres y nueve empleados puedan comenzar a solicitar su bono digital entre junio y julio de 2022, con ayudas de hasta 6.000 euros; y las pymes de hasta dos trabajadores, previsiblemente entre septiembre y octubre de 2022, con apoyos de hasta 2.000. 

Barcones precisó que para acceder al kit digital primero hay que registrarse en el área privada de Acelera Pyme y hacer un test de diagnóstico digital. Luego, dijo, tendrán que consultar las soluciones de digitalización que se ofrecen y por último solicitar el bono en sí. Y para utilizar el bono se debe acceder al catálogo de agentes digitalizadores, ponerse en contacto con uno y suscribir el acuerdo de prestación de soluciones digitales.
Virginia Barcones remarcó que «los pasos son claros y están establecidos», para considerar un «éxito» los primeros datos del programa con la convocatoria abierta el 15 de marzo, y que seguirá hasta el 15 septiembre o hasta que se agoten los 500 millones de euros presupuestados.

Herramienta esencial

El presidente de Consejo de Cámaras de Castilla y León, Antonio Méndez Pozo, destacó que la «digitalización es una herramienta esencial para la competitividad y el crecimiento» de la Comunidad, para seguir creando empleo. El alto ejecutivo recordó que el pasado 31 de enero, la Cámara de Comercio de España suscribió un convenio con Red.es para la gestión del programa y concretó que a través de la red de ocho oficinas Acelera Pymes en Castilla y León están haciendo «un gran esfuerzo de divulgación y de acompañamiento» al programa, que los dos próximos años «impulsará la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas, micropymes, autónomos y emprendedores».

Méndez Pozo también advirtió de que «el éxito o fracaso de los fondos de recuperación radica en hacerlos llegar a la estructura de las pequeñas y medianas empresas». «O llegamos a la última milla o no lograremos cambiar nuestro modelo productivo», sentenció.

Para finalizar, la delegada aseguró que promoverán en todas las provincias, con las subdelegaciones del Gobierno y con las Cámaras de Comercio, «campañas divulgativas para que todas nuestras pequeñas empresas, microempresas y personas en situación de autoempleo conozcan el programa kit digital y se puedan beneficiar de él». Barcones ensalzó la importancia de la cooperación público privada para que Castilla y León consiga aprovechar esta oportunidad «histórica». «Las Cámaras de Comercio son un aliado comprometido, trabajan de forma intensa para que ese dinero llegue a nuestras empresas y nadie pierda esta oportunidad», sentenció.