scorecardresearch
María Vélez

Plaza Mayor

María Vélez


Tendencia a los 100

08/04/2022

Ni influencer, ni centenaria. Complicado visualizarse en cualquiera de los perfiles. Lo primero quizá pueda elegirlo quien aspire a ello o tenga la oportunidad de serlo. Para lo segundo, manda la genética. El binomio, tener 100 años y ser un icono, aún parece más imposible, salvo que seas Iris Apfel. La neoyorquina está a meses de cumplir los 101 y tiene más de dos millones de seguidores en Instagram. Atesora arte y talento a sus espaldas y sobre todo un estilo muy personal y actitud, cualidades para las que demuestra que no hay edad. Y eso es maravilloso. 

Hace pocos días, la firma sueca H&M lanzaba una colección inspirada en la modista como homenaje a su siglo de vida. Se agotó en minutos. Los diseños irradian color, eclecticismo… reflejo de una señora que suma años fiel a sus enormes gafas redondas de pasta, a su manicura atrevida y a su extravagancia elegante. Un gustazo poder cumplir aniversarios así.

Los extraordinarios 100 años de Iris me han hecho reflexionar sobre el envejecimiento. Cuánto y cómo podemos vivir. ¿Más tiempo que la esperanza de vida actual si implica autonomía y bienestar? Crecen las investigaciones multimillonarias para aumentar la longevidad saludable. Ciencia para rejuvenecer nuestras células y tener mejor calidad de vida más tiempo; estudios que también buscan revertir la enfermedad en pacientes de cualquier edad, mucho más importante. Tener buena salud es el gran privilegio del ser humano. Conviene saber valorarlo cada día.

Mientras la ciencia avanza -imagino superpoblación-, lo natural es envejecer con los achaques propios de la edad. Sobran las recomendaciones y los anunciados secretos para una vejez saludable. Cada uno puede invertir en ello lo que desee. La arruga también denota personalidad. Y sabiduría. Experiencia e inspiración. Y además es compatible con los ratos de vermú. A nuestro alrededor, sin ser excéntrico, cada vez más hay mucha actitud al estilo Iris entre nuestros mayores. Y eso es, simplemente, genial.