scorecardresearch

Andrés espera que Mañueco "no destruya" el legado de Herrera

SPC
-

Ángel Hernández ratifica que dimitirá del Consejo de Memoria Histórica: "Es imposible, mi trayectoria personal, mi ética personal y democrática me impide poder sentarme con miembros de un gobierno donde está esta gente"

Andrés espera que Mañueco “no destruya” el legado de Herrera - Foto: LETICIA PEREZ

El secretario general de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés, espera que el presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, "no destruya todo el legado" de su antecesor en el cargo, Juan Vicente Herrera, y reseñó que "no puede renunciar al pasado del PP, moderado, integrador, dialogante y de un marcado carácter social" durante las últimas dos décadas. 

Andrés compareció hoy junto al presidente del Consejo de la Memoria Histórica de Castilla y León, Ángel Hernández, quien ratificó que dimitirá de su cargo, como ya anunció, por la entrada de Vox en el próximo Ejecutivo autonómico: "Es imposible, mi trayectoria personal, mi ética personal y democrática me impide poder sentarme con miembros de un gobierno donde está esta gente".

Andrés advirtió de que Castilla y León vive un momento "muy delicado" que "marcará el futuro de la Comunidad" y exigió que se mantenga el decreto de la memoria histórica, para explicar que cuando se oficialice la salida de Hernández, propondrán un sustituto de consenso con las demás organizaciones. En este sentido, exigió a Mañueco que convoque "de forma inmediata" el Consejo Asesor para avanzar en su renovación y que pueda seguir trabajando en la hoja de ruta que quedó definida el pasado 26 de enero.

El dirigente sindical recordó que la memoria histórica procede de un periodo de consensos con un PP con mayoría absoluta y exigió que culminen los trabajos para "sacar a los muertos de las cunetas, porque quedan muchos" y se pueda "cerrar la cruel historia de forma definitiva y mirar hacia adelante y acabar con las dos españas".

Vicente Andrés advirtió de que con la entrada de Vox se puede "demoler" todo lo que se construyó de forma conjunta durante 20 años, por las "concesiones de Mañueco" al partido que lidera Santiago Abascal, con el único fin de mantenerse en el poder, cuando la formación de "ultraderecha" quiere excluir "a la mitad de la población" y "solo cuenta con el 17 por ciento de los votos". "Mañueco tiene tiempo de reflexionar y no seguir la senda de una gobierno semidemocrático, con un partido que quiere expulsar a inmigrantes, desmontar chiringuitos de mujeres y encarcelar a los sindicatos porque son los enemigos de España", dijo.

El secretario de CCOO indicó que desde su formación trabajan para "reconducir esto" para que Mañueco se de cuenta de que "puede ser una barbaridad y en él recaerá la responsabilidad histórica" con la "transformación" del PP "traicionando el pasado de su partido".

"Retroceso de 80 años"

Ángel Hernández, por su parte, recordó la carta que remitió a Mañueco el pasado 1 de marzo para explicar la "enorme importancia" del acuerdo alcanzado sobre memoria histórica, el único impulsado por un dirigente del PP en España, y su intención de salir del Consejo Asesor si entraba Vox en el Gobierno.

Hernández afirmó que sus objetivos personales al frente de este órgano están cumplidos con la hoja de ruta acordada, pero el único problema en estos momentos para proseguir con la actividad, dijo, es la "extrema derecha" y su exigencia de derogación del decreto de la memoria histórica.

En este sentido, apuntó que Santiago Abascal ya afirma que Castilla y León será el "laboratorio experimental para la toma de poder conjunta con el PP en España" y vuelve a pedir la derogación de la memoria histórica, lo que supone que el acuerdo público de gobierno en la Comunidad "carece de valor" y hay un "documento oscuro que no ha salido a la luz pública". "Lo que está ocurriendo es un retroceso de 80 años; cuando hablan de laboratorio hay que echarse a temblar", trasladó.

Hernández lamentó que en Castilla y León "estamos abocados en el mejor de los casos a un gobierno semidemocrático, por no decir cosas peores" y puso de relieve que "ojalá se confunda" y no se cumplan sus "malos presagios" y el Consejo Asesor pueda seguir trabajando "sin impedimentos" y con financiación del Gobierno regional, y "se acabe de sacar a la gente asesinada y se cierren heridas". 

Al respecto, concluyó que "los que dicen que se reabren heridas, son los herederos políticos por no decir los familiares de los asesinos". "Para construir el futuro hay que saber qué paso en el pasado", sentenció.