scorecardresearch

Granizo contra la uva

L.N.
-

Una fuerte tormenta, que dejó cerca de 50 litros en 20 minutos, destroza hectáreas en Aranda, Gumiel de Izán y Quintana del Pidio. En Milagros, se produjeron inundaciones de viviendas, caminos y huertos. Hubo al menos 8 pueblos afectados

Granizo contra la uva - Foto: Alberto Rodrigo

Una estampa invernal en pleno verano. Es lo que se vivió ayer en varias localidades de la Ribera del Duero, donde una fuerte granizada se cebó con el viñedo en al menos ocho municipios, entre ellos, Aranda de Duero y su pedanía de La Aguilera, Gumiel de Izán, Quintana del Pidio, Milagros, Pardilla, Fuentelcésped, Campillo de Aranda y Montejo de la Vega de la Serrezuela (en la provincia de Segovia). En el caso del viñedo, viticultores como Daniel Maestre apuntan, sin poder precisar aún la cifra, que «hay muchas hectáreas trilladas enteras» con daños de hasta el 100% en Gumiel de Izán y Quintana del Pidio. 

«Esto nos hace mucho, mucho daño de cara a 2023 ya que la viña tiene afección en la madera», detalla Maestre, quien estima que cayeron cerca de 50 litros en apenas 20 minutos. Prácticamente en un abrir y cerrar de ojos, llevándose por delante un sinfín de horas de trabajo. En dirección a La Aguilera, Marta Gil caminaba ayer cabizbaja por una parcela en la que, según sus primeras estimaciones, el daño «seguramente supere el 60%». Los racimos hablan por sí solos, con uvas rajadas por el granizo y hojas agujereadas y hechas añicos. Las mismas en las que estuvo trabajando hasta el sábado en el desniete.

(Más información, en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)