scorecardresearch

«Se le debe el éxito de la guitarra en los conservatorios»

I.L.H.
-

Un concierto el martes y una conferencia al día siguiente recuerdan el legado del intérprete, pedagogo, crítico musical, compositor, editor y estudioso de la guitarra Regino Sainz de la Maza. El musicólogo Leopoldo Neri de Caso repasa su figura

Leopoldo Neri de Caso, musicólogo, experto en Regino Sainz de la Maza. - Foto: DB

Este martes Regino Sainz de la Maza (1896-1981) cumpliría 125 años y el Instituto Municipal de Cultura lo celebra con un concierto del guitarrista Samuel Diz y una conferencia de Leopoldo Neri, musicólogo cuya tesis está basada en la figura del intérprete, pedagogo, editor, crítico musical y compositor burgalés. Sobre el célebre guitarrista, Hijo Predilecto de la Ciudad, charlamos con Neri, que a finales de año publicará en formato libro su trabajo sobre Sainz de la Maza.

¿Qué fue lo que le interesó del guitarrista para hacer su tesis sobre él? 
Terminé de estudiar guitarra en el Conservatorio de Barcelona y estaba bastante involucrado en la música contemporánea para este instrumento. A raíz de trabajar con partituras del siglo XX me di cuenta de que había bastantes desconocidas o que se tocaban poco, y todas estaban dedicadas a Regino Sainz de la Maza. Así que empecé a indagar y me llamó la atención que estuviera muy relacionado con la Generación del 27, más allá de Lorca, que ya se conocía. Entonces presenté una comunicación sobre la crítica musical  de Sainz de la Maza en ABC, de 1939 a 1952. Y una cosa llevó a la otra. 

A raíz de su investigación ha tenido acceso al archivo de la familia y ha descubierto varias composiciones inéditas. En 2015 da con Scherzo, por ejemplo. ¿Hay posibilidades de que sigan apareciendo otras obras?
Fue precisamente al hacer un sondeo general en esos fondos como me di cuenta que había material para una tesis. Porque en 2004 encontré una partitura inédita de Joaquín Rodrigo, Toccata, que en aquel momento estaba considerada la primera obra. Paralelamente al trabajo de tesis estoy digitalizando el archivo de su hijo Gonzalo, que es como encontré Scherzo, y decidimos publicarlo en la Nueva Biblioteca deMúsica Regino Sainz de la Maza. Hemos llamado así a la colección porque el guitarrista fue también editor y lo publicaba bajo el sello Biblioteca de Música Regino..., así que por continuar con su labor. Hasta ahora hemos publicado 10 partituras de diferentes compositores dedicadas a Regino, además de Scherzo, que es suya. Se han publicado revisadas, con su edición crítica y el facsímil del original. Y yo creo que pueden aparecer más, sobre todo de otros compositores. De él quizá las que aparecen en algún catálogo y no se han encontrado, como Zambra, que la tocó mucho en los años 20.

Sainz de la Maza en sus propios escritos, no sé si por falsa modestia, no se consideraba buen compositor. ¿Qué opina usted?
Realmente su faceta más potente fue la de intérprete y no le dedicó mucho tiempo a la composición. Normalmente sus piezas surgen de la práctica diaria de la guitarra. Su faceta compositiva es bastante modesta, pero algunas de sus piezas tienen bastante calidad y hoy en día se siguen interpretando y forman parte del repertorio de los guitarristas actuales, como Rondeña o El Vito. Ya no digamos las de su hermano Eduardo Sainz de la Maza, que empezó siendo guitarrista y terminó siendo compositor. Recientemente la discográfica Brilliant Classics ha sacado una edición completa de los dos hermanos.

¿Cuántas obras se conocen de Regino?
En el catálogo hay unas quince propias. Hay alguna más, pero no han sido encontradas. 

Samuel Diz va a estrenar este martes Minueto en Sib ¿qué puede decirnos de esta pieza de Regino?
Es una obra que encaja en su periodo de formación. Estudió en San Sebastián y después en Barcelona. Son piezas armónicamente muy tradicionales y es más bien un ejercicio de composición, que tiene su mérito y su gracia, pero hay que situarlo en su etapa formativa. 

¿Han pensado Diz y usted, que ya han colaborado, en reunir la obra de Regino en un disco nuevo?
Samuel Diz es un hombre muy inquieto y ha ido grabando las piezas de Regino que estaban sin grabar dentro de sus proyectos. Pero de un disco monográfico no hay nada.

Sonata para guitarra, de Antonio José, estuvo muchos años en poder de Sainz de la Maza sin que la interpretara. ¿La razón fue únicamente la vinculación republicana del compositor asesinado en Estépar?
Bueno, Regino la tocó. La estrenó en 1933 y la interpretó tanto en España como fuera e hizo con ella lo que hacía con otras, que las mantenía un año más o menos en su repertorio. Sí es verdad que en la España franquista era más complicado tocarla, pero la volvió a interpretar en 1947 en Madrid. Y, una cosa curiosa es que una de sus facetas fue poner música a películas de la época, y en algunas utiliza  para sonorizarlas el Romancillo y algunas otras partes de la Sonata. Claro, en los títulos de crédito no aparece Antonio José. Pero es evidente que siempre tuvo en muy alta estima al compositor burgalés y así lo dejó dicho en sus declaraciones. De hecho, cuando tuvo oportunidad con uno de sus mejores alumnos, Ricardo Iznaola, rápidamente le enseñó la pieza y a la larga ha sido la persona que sacó la edición definitiva.

Es curioso también los lazos que estrechó con Lorca y otros autores de la Generación del 27, incluida María Teresa León y, como hemos dicho, Antonio José..., todos colaboradores de Diario de Burgos. 
Sí, es cierto. Fue una persona que dentro de sus inclinaciones estéticas estuvo vinculado a las vanguardias y de ahí, a esa generación, que es lo que les unía. Fue incluso motivador de muchos de los jóvenes de la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Su faceta como crítico musical ¿es la más desconocida?
Puede ser. De todas formas no fue una dedicación elegida por él. Es cierto que estaba muy ligado al ámbito literario no solo por las amistades que mencionábamos hace un momento sino también porque estaba casado con Josefina de la Serna, hija de Concha Espina. Aún así hay que diferenciar entre la de 1933 que hizo en el periódico Libertad y la de 1939-1952 en ABC. Esta última la hace porque había escasez económica y apenas conciertos. Es importante por el periodo que abarca ya que ofrece un panorama enorme de la vida musical madrileña. Su calidad, digamos, es secundaria.En cuanto a las de 1933 son pocas, y están centradas sobre todo en composiciones e intérpretes ligados a la modernidad, como Gustavo Pittaluga, uno de los fundadores del Grupo de los Ocho.

¿Y cómo valora su faceta de editor?
Es bastante importante porque hay una parte del catálogo de didáctica de la guitarra. Hizo revisiones de estudios y creó un sustrato para la enseñanza del instrumento, porque en esa época no había profesores oficiales en los conservatorios. Él lo crea a partir de los años 40 y hoy en día muchas se siguen utilizando. Y eso ha permitido formar generaciones de guitarristas y sigue en la actualidad. De ahí el éxito de la guitarra en los conservatorios, que junto con el piano son los instrumentos más elegidos.

¿Qué hay que reivindicar todavía hoy de Regino Sainz de la Maza?
Hay que destacar su posición estética de abogar siempre por la vanguardia de la música, lo que permitió que todo el repertorio se renovara. Yla difusión que hizo del instrumento en todo el mundo. En Burgos tenéis la suerte de conocer y promover su figura, pero para que trascienda hay que seguir reivindicando que fue un gran intérprete y pedagogo, e hizo mucho por la recuperación de la música del XVI.

En libro, ¿cuándo verá la luz su trabajo sobre Sainz de la Maza?
Espero que a finales de año. Es un resumen, lógicamente, porque la tesis son 900 páginas y el libro se quedará en unas 400, sintetizando mucho la trayectoria no solo concertística, sino también el repertorio, su ideario musical y sus composiciones.