Denuncian fraude en el 'origen' del lechazo de Burgos

F. TRESPADERNE
-

Asaja dice que casi la mitad que se vende como de Burgos no lo es. La organización agraria exige a las administraciones central y regional más controles «para evitar el fraude»

Denuncian fraude en el 'origen' del lechazo de Burgos - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Veinte años lleva la organización Asaja denunciando la situación por la que está atravesando el sector del ovino en la provincia y de nuevo lo hará este sábado en la localidad de Fresno de Río Tirón, en la que celebrará una fiesta reivindicado que las administraciones central y regional promuevan «un etiquetado» para evitar el fraude en la venta de cordero lechal de Burgos. Esteban Martínez, presidente de Asaja considera que más del 40% de la carne que se vende como lechazo de Burgos, en especial durante el período navideño, «no es de aquí y procede de otros países, aunque se sacrifica en mataderos de la provincia», asegura.
«A los ganaderos burgaleses se les exigen numerosas garantías que no tienen los productos que llegan de fuera y los consumidores tenemos derecho a saber lo que compramos sin ningún tipo de engaño», asegura Martínez, quien apunta que se está dando pasos para evitar el fraude, como por ejemplo en el caso de la leche, «que ya viene etiquetada», e insiste en que la normativa tiene que ser estatal para proteger el lechazo de Burgos y otros productos españoles como las hortalizas y frutas, «que también están sufriendo el problema» .
El responsable de Asaja considera que el del ovino es el sector ganadero de la provincia que «peor» se encuentra en la actualidad por el precio de la leche y de la carne, «que no compensan los el duro trabajo que requiere esta actividad y por eso siguen cerrando explotaciones, aunque se mantiene el número de cabezas porque las granjas que quedan cada vez tienen un mayor número de cabezas».
lechazo para todos. Uno de los ejemplos de evolución del sector se encuentra en Fresno de Río Tirón, localidad de doscientos habitantes, en la que tan solo han quedado dos ganaderos de ovino que cuentan con rebaños de unas 900 cabezas, apunta Plácido Martínez, concejal de este municipio que ya se prepara para acoger el sábado la fiesta reivindicativa del lechazo de Burgos, a la que esperan acudan unas quinientas personas, que podrán degustar los 250 kilos de lechazo que prepararán con diferentes recetas los vecinos y cuadrillas de Fresno de Río Tirón. La actividad de esta fiesta reivindicativa comenzará a las nueve de la mañana  para que la carne esté lista a la una.