scorecardresearch
Marian Peña

Observando al Mundo

Marian Peña


Isla de la cultura

13/04/2022

Cuando pensamos en la ciudad de Burgos desde el punto de vista turístico acuden a nuestra mente lugares emblemáticos que uno no puede perderse, como la Catedral, la Cartuja, el Arco de Santamaría o el Monasterio de las Huelgas, lo que no quiere decir que no existan otros, también interesantes, que no tenemos en consideración ya que, por unas u otras razones y circunstancias, no han sido puestos convenientemente en valor.

Es el caso del Palacio de la Isla, el precioso inmueble frente al paseo del mismo nombre, con casi siglo y medio de historia, que ha acogido en sus estancias a relevantes personajes y que ha sido testigo de importantes hechos históricos como la firma del decreto que puso fin en 1939 a la Guerra Civil o la toma de posesión, en los años ochenta, del primer presidente de la Junta de Castilla y León, ya que por aquel entonces era la sede del gobierno autonómico antes de su traslado a Valladolid.

Tras ello, el inmueble cayó en el olvido, hasta que una afortunada restauración, a principios de siglo XXI, y su designación como sede del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua le devolvieron algo de su antiguo esplendor; aunque, a pesar de ello, siempre ha resultado un lugar que no ha invitado especialmente a la visita. Afortunadamente esto ha cambiado.

En los últimos meses, los responsables del Instituto de la Lengua han dado un paso más en su acercamiento a la ciudad ampliando notablemente su oferta cultural que cuenta con una interesante programación, dirigida a todo tipo de público, que se mantiene durante todo el año, y que tiene como hilo conductor a este magnífico edificio que se convierte en escenario de exposiciones, conferencias, jornadas literarias, teatro, mercadillos o actuaciones musicales. Todo ello se completa con la posibilidad de recorrer libremente, durante toda la semana, las estancias del palacio, visita más que recomendable e interesante así como el paseo por sus jardines a los que se podría sacar mucho más partido.

Desde aquí felicito al Instituto Castellano y Leonés de la Lengua por su trabajo. Ojalá llegue a ser un referente que ayude a la dinamización de la vida cultural de la capital burgalesa, que buena falta nos hace. De momento, va por buen camino.