scorecardresearch

Unos Pactos de Moncloa no pueden ser "un cheque en blanco"

ICAL
-

Fernández Mañueco defiende que habrá que hacer "una concesión entre todos" para alcanzar "un punto de equilibrio"

Unos Pactos de Moncloa no pueden ser “un cheque en blanco"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, consideró hoy que unos Pactos de la Moncloa no pueden ser “un cheque en blanco” al Gobierno aunque no tomó una postura al respecto al desconocer por el momento “las pretensiones” del Gobierno respecto a unas medidas que se prevé que se aborden la próxima semana con las diferentes fuerzas políticas, los agentes del Diálogo Social y las comunidades. 

Durante su intervención telemática después de la Conferencia de Presidentes mantenida entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los presidentes de las comunidades autónomas, Fernández Mañueco insistió en que estos acuerdos tienen que ser “la cesión” de las pretensiones del Gobirno, de las fuerzas políticas, los agentes del Diálogo Social y las comunidades con dos objetivos “claros” que son “vencer al virus” y disponer de los mecanismos e instrumentos para alcanzar una recuperación económica “lo más cohesionada posible”. 

Tras insistir en que estos acuerdos no pueden ser “un cheque en blanco”, Fernández Mañueco recalcó la importancia de “tener claras las pretensiones del Gobierno” que ahora mismo no se conocen. Desde Castilla y León estimó que habría que poner encima de la mesa algunas “ideas” como el pago de los gastos extraordinarios, que los fondos extraordinarios de Europa puedan llegar a las comunidades y se pueda abordar “una quita” de los territorios autonómicos, o la defensa del mundo rural y los fondos de la PAC de cara al futuro. 

Favorable a los pactos como un elemento “fundamental”, Fernández Mañueco apostilló que los acuerdos requieren “negociación, ceder sobre las pretensiones” y para nada son “un cheque en blanco que se le entrega al Gobierno de España”. A su juicio, será necesario hacer “una concesión entre todos” para alcanzar “un punto de equilibrio” que dijo resulta “fundamental”. “Como no conocemos las pretensiones iniciales del Gobierno, queremos conocerlas para fijar una posición”, apostilló. 

Aunque las “ideas” aportadas por Fernández Mañueco son solo “algunos de los principios”, avanzo que aún queda “mucho trabajo por hacer”. En relación a la postura que debería tener el PP en esa negociación con el Gobierno, Fernández Mañueco aseveró que no es él quien tiene que “decir nada a la Dirección nacional del partido” porque sus palabras corresponden a su persona como presidente de la Comunidad.