La competición aprieta

Ó.C.
-

El Mirandés se mide mañana al Racing con dos días de descanso tras jugar contra el Málaga el sábado

El técnico rojillo lamentó que el Racing tenga un día más para preparar el encuentro. - Foto: LFP

Con el tiempo justo para descansar y sin poder preparar el encuentro ante el Racing de mañana en el Sardinero (19.00 horas), el Mirandés ve cómo la competición le aprieta, en un mes de septiembre exigente en lo físico. Los rojillos acabaron el partido del sábado y en la caseta ya resonaba el próximo envite. Una situación que provocó que el técnico rojillo, Andoni Iraola, pidiera a sus jugadores «extremar» el descanso, para paliar en la medida de lo posible la acumulación de esfuerzos.
Esto es lo que más preocupa al entrenador vasco, que en la previa del encuentro ante el Málaga ya dejó claro su malestar por que el Racing llegará a ese choque con un día más de descanso, puesto que los cántabros jugaron el viernes y el Mirandés el sábado, aunque los racinguistas lo hicieron en Madrid ante el Rayo, donde perdieron ante el equipo entrenado por Paco Jémez.
«Tenemos una desventaja evidente», se quejó Iraola, que defendió que a la hora de preparar un choque hay mucha diferencia entre tener dos o tres jornadas. En este sentido, Iraola indicó que los suyos llegarán a Santander «con dos días, que es el tiempo que tarda en recuperar el jugador». Además resaltó que en su caso no se podrá contar con ninguna sesión específica para preparar de duelo, algo que sí que podrá hacer Ania con sus jugadores para ensayar aspectos de cara al partido ante los rojillos.
A pesar de remarcar la diferencia entre ambos conjuntos, Iraola también trató de quitar peso a este tema al señalar que «nosotros nos tenemos que preocupar de lo que podemos controlar», y el preparador mirandesista reconoció que dentro de esta situación, por lo menos, el sábado se jugó en casa y el desplazamiento hasta Santander no es el más lejano y «no tener que hacer grandes desplazamientos viene bien».
Al margen de esta situación anómala, Iraola miró más allá, puesto que el Mirandés acumulará en seis días tres encuentros, ya que junto al del Málaga del pasado sábado y el de mañana en El Sardinero, también hay que sumar el que se tiene el viernes ante el Alcorcón.
Una situación que obligará al técnico rojillo a exprimir su plantilla para tratar de sumar el mayor número de puntos posibles. «La lógica dice que vamos a necesitar a más de once jugadores», evidenció Iraola antes de empezar esta dura fase de la competición, «por lo que todo el mundo tiene que estar preparado para jugar cuando el equipo lo necesite», zanjó.