scorecardresearch

Adiós al hombre más viejo del mundo

SPC
-

El leonés Saturnino de la Fuente, que el próximo 12 de febrero iba a cumplir 113 años, fallece tras haber logrado el pasado año el reconocimiento del Guinness World Records como el más longevo

Saturnino con el reconocimiento del Guinness World Records el pasado año. - Foto: Ical

Nació durante el reinado de Alfonso XIII, vivió la dictadura de Primo de Rivera, conoció la II República, sufrió la Guerra Civil, vivió la Transición democrática y ha muerto en plena revolución tecnológica en medio de una pandemia mundial. El leonés Saturnino de la Fuente, que el próximo 12 de febrero iba a cumplir 113 años y estaba considerado el hombre más viejo del mundo desde septiembre de 2021, falleció ayer en su domicilio de la avenida Fleming de la capital leonesa, según informaron a Efe fuentes familiares.

Un reconocimiento del Guinness World Records que se disputó con el puertorriqueño Emilio Flores, ya que pese a que él afirmó haber nacido unos meses antes, no contaba con documentación oficial de su nacimiento. Se debe a que en aquella época en algunas ocasiones no se registraba a los bebés o había errores en su certificación. Incluso en el DNI del leonés aparece que nació el 12 de febrero de 1909, pero lo hizo el día 8.

Zapatero de profesión, Saturnino no combatió en la Guerra Civil, sino que intervino en la fábrica de calzado, que se utilizó para fabricar botas para el ejército nacional. Y es que, el también conocido por su círculo más cercano como 'Pepino', comenzó a trabajar a la edad de tan solo trece años en una fábrica en la que desarrolló su carrera profesional durante más de treinta años. Después de que la empresa bajara su persiana para siempre, el leonés se estableció por su cuenta en su barrio natal, Puente Castro, en el que vivió durante muchos años. Igualmente, fue en este espacio en el que fundó un equipo de fútbol, el CD Puente Castro, que actualmente sigue activo y del que era socio de honor. Por otro lado, en su ámbito más personal, el leonés ha formado una gran familia y ha visto nacer a ocho hijos (tres de ellos ya fallecidos, la última en 2020 durante la segunda pandemia), catorce nietos y veintidós biznietos

Asimismo, tras una larga vida Saturnino ha burlado a la muerte en múltiples ocasiones: en 1918 sobrevivió a la gripe española y en 1937, la más grave, cuando el leonés se libró de morir atrapado bajo los escombros que dejó el accidente de un avión de la Legión Cóndor en la calle La Rúa de León. Sus restos serán enterrados en el cementerio de Puente Castro.