scorecardresearch

Víctimas de insultos homófobos denuncian ante la Policía

F.L.D.
-

La Unidad de Diversidad ha asesorado a personas LGTBI que sufrieron ofensas en la calle. Los grafitis que incitan al odio descendieron en 2021

Imagen de archivo de la celebración del día del Orgullo. - Foto: Alberto Rodrigo

Los delitos de odio no son preocupantes en la provincia. Mucho menos las agresiones a personas por su condición sexual. En los últimos tres años apenas se han denunciado dos, según los datos facilitados por el Ministerio del Interior. Aún así, en los últimos meses se han producido varios episodios que, cuanto menos, inquietan tanto al colectivo LGTBI, como a la Unidad para la Gestión de la Diversidad de la Policía Local, donde se han denunciado algunos insultos en la vía pública y también en redes sociales. 

A día de hoy existe un colectivo llamado Espacio Seguro que se encuentra en trámites para convertirse en asociación. Es esta agrupación la que ha hecho constar esos episodios homófobos a la Policía Local. «Han sido tres o cuatro casos aislados y, por el momento, no nos preocupa mucho. Pero queremos mantener un contacto estrecho para saber cuál es el alcance y actuar en consecuencia», señala Jorge, oficial de la Unidad de Diversidad del cuerpo municipal. 

No fueron agresiones físicas, matizan desde la Policía, pero sí verbales. «Se conocen unos insultos tránsfobos en redes sociales y también el caso de un joven que llevaba una bandolera con la bandera del Orgullo Gay al que le increpó un grupo de 15 personas y que se tuvo que refugiar en un autobús urbano», señala el oficial, quien adelanta que su intención es reforzar ese contacto con Espacio Seguro para asesorarles sobre cómo denunciar estos delitos de odio.

Pintadas. Otra de las cuestiones que más preocupaban en la Unidad de Diversidad desde que se conformó hace año y medio fue el incremento de pintadas y grafitis con simbología nazi en la ciudad. Unas prácticas vandálicas que siguieron muy de cerca para evitar que se produjera un incremento de los delitos de odio en la ciudad. De los 43 notificados en 2020 se pasó a los 13 del pasado ejercicio. No obstante, la Policía Local observa conductas muy similares, en las que primero aparecen inscripciones de extrema derecha y días después la contestación de grupos opuestos.