Michelin contrata 15 personas para un taller de mascarillas

I.M.L.
-

La plantilla dedicada a esta labor se completa con otros tantos empleados de su factoría arandina y la producción, que roza las 4.000 diarias, se destinará a autoabastecer a la fábrica

El taller funciona con equipos de diez personas, en turnos de mañana, tarde y noche. - Foto: DB

Las particulares circunstancias que trae aparejadas la pandemia por la covid-19 está llevando a muchas empresas a reinventarse o cumplimentar sus procesos habituales con otros. Es el caso de la factoría de Michelin en Aranda, que no es que vaya a dejar de fabricar neumáticos, sino que a esta labor ha sumado la de elaborar mascarillas para dotar a sus empleados del material de seguridad necesario.

El director de la fábrica de la capital ribereña, César Moñux, explica que esta iniciativa surgió en los momentos en los que la escasez de mascarillas en el mercado les hizo replantearse la alternativa de autoabastecer a su plantilla de esta medidas de seguridad. "Queríamos ser autosuficientes en mascarillas, no por hacerlas más rentables que las que vamos a comprar fuera, sino por no quitar la mascarilla a una comunidad sanitaria, a un hospital, a un policía o a quien las necesitase, porque todos sabemos lo difícil que ha sido adquirirlas", asegura.

Desde que se lanzó la idea, tardaron 10 días en montar el taller en un local que se había habilitado para comunicaciones, "nos ayudó Michelin central con una compra de máquinas de coser y material", apunta Moñux, y elaborar la primera mascarilla con un equipo creado para esta función. "Trabaja un total de 30 personas, mitad personal de Michelin mitad personal que hemos contratado, especialista en costura, para ponernos en funcionamiento, en equipos de 10 personas, en turnos de mañana, tarde y noche, de lunes a viernes", añade el director de la factoría arandina de Michelin, que aclara que "hemos contribuido a crear 15 puestos de trabajo por unos meses, por ser algo muy puntual" para el que todavía no hay fecha de finalización "hasta que lo necesitemos".

En la previsión inicial, la idea era elaborar 3.000 mascarillas diarias y "hoy podemos decir que nos aproximamos a 4.000 al día, con lo que somos más autónomos y podemos suministrar a otros centros de fabricación de Michelin", presume Moñux. De hecho, dado el buen resultado de este taller de mascarillas en Michelin Aranda, las factorías de Valladolid y Vitoria se han animado a seguir su ejemplo, con lo que los tres taller podrían confeccionar 10.000 mascarillas al día, destinadas al autoabastecimiento.

DONACIÓN A TERCEROS. Más allá de esta alternativa para autoabastecerse, Michelin ha donado más de 400.000 mascarillas quirúrgicas en toda España para colaborar en la lucha de toda la sociedad en esta extraordinaria situación de crisis sanitaria. Entre los beneficiarios de estas donaciones se encuentran instituciones públicas de distintas zonas donde Michelin tienen instalados sus centros de operaciones, como la Junta de Castilla y León tanto en Burgos como en Valladolid, las diputaciones forales de Álava y Guipúzcoa, los ayuntamientos de Tres Cantos (Madrid) e Illescas (Toledo), o la Junta de Andalucía en Almería. El destino final de esta donación está siendo las residencias de mayores, centros tutelados de menores, centros de acogida de víctimas de violencia de género, centros de atención a discapacitados o centros de día, entre otros.

La donación de mascarillas también incluye varias ONG’s e instituciones como Cruz Roja, la Asociaciones de Familiares de Alzheimer, Aspace y Alcer, entre otras, así como a diferentes clientes del Grupo Michelin de España y de Portugal.

Michelin contrata a 15 personas para un taller de mascarillas

La plantilla dedicada a esta labor se completa con otros tantos empleados de su factoría arandina y la producción, que roza las 4.000 diarias, se destinará a autoabastecer a la fábrica