scorecardresearch

Sobrón a vista de kayak

A.C. / San Martin de Don
-

El Ayuntamiento del Valle de Tobalina ofrece un nuevo servicio de alquiler de piragüas y tablas de paddle surf en el embarcadero y busca fondos para una nave de 50 plazas que surcará el embalse

Varios amigos de Vitoria y que estos días se alojan en Barcina del Barco disfrutaron ayer en el embalse de Sobrón con los nuevas kayaks que alquila el Ayuntamiento tobalinés. - Foto: A.C.

El desfiladero de Sobrón, una de las joyas del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil ofrece unas vistas espectaculares desde muchos puntos, pero ahora también se puede observar desde el agua del embalse gracias al nuevo servicio de alquiler de kayaks y tablas de paddle surf puesto en marcha hace apenas dos semanas por el Ayuntamiento del Valle de Tobalina. Con base en el embarcadero, este nuevo servicio de ocio busca potenciar unas instalaciones en las que el Consistorio tobalinés ha volcado muchas de sus expectativas de desarrollo y dinamización turística.

Algunas empresas de turismo activo ya aprovechan las aguas de Sobrón, pero ninguna sale del privilegiado espacio del embarcadero, donde, de momento, se han habilitado cuatro kayak autovaciables individuales y cuatro biplazas, además de cuatro tablas de paddle surf. Se pueden alquilar por una, dos o cuatro horas, por precios que oscilan entre 10 y 45 euros, y que fueron incluidos en la reciente modificación de la ordenanza municipal de instalaciones deportivas.

Pocos navegantes se han aventurado en la primera quincena de julio, apenas medio centenar, pero la alcaldesa, Raquel González, confía en que el servicio vaya «poco a poco» cogiendo ritmo. Tras un mes el material, incluidos chalecos salvavidas para todas las edades, dotar de matrícula a los kayaks en la Confederación Hidrográfica del Ebro, o contratar un socorrista, todo esta listo en el punto de información turística.

En el teléfono 681073780, Julen Rodríguez, un joven de Cuezva, recoge las reservas y atiende a quienes precisen de información que también pueden encontrar en la web municipal. El servicio se da de 12 a 19,30 horas, de miércoles a domingo, pero cabe la posibilidad de que se amplíe con un segundo socorrista. De momento, el seguro de responsabilidad, que cubre a todos los usuarios, permite navegar aguas arriba 1,5 kilómetros y 3,1 kilómetros aguas abajo. Para realizar todo el recorrido de 4,6 kilómetros y vuelta al embarcadero se precisan, al menos dos horas. Y si se superan los límites de la boya, los usuarios dejaran de estar cubiertos por el seguro, pero también se arriesgan a ser multados si van en dirección a Santa María de Garoña, dado que está prohibido navegar en esa zona. En el caso de acercarse a la presa de la central hidroeléctrica de Sobrón, aguas abajo, han de quedarse a un mínimo de 500 metros, si quieren estar en un espacio seguro y navegable.

Embarcación de 50 plazas. Mientras tanto, el equipo de gobierno sigue trabajando para lograr que una embarcación electrosolar sin impacto alguno al medio ambiente y con 50 plazas -un autobús- surque las aguas del embalse también desde el embarcadero, donde el restaurante abre en julio todos los días menos los lunes.

El coste de la embarcación se eleva a 600.000 euros y el Valle de Tobalina ya cuenta con 350.000 gracias al Plan de Turismo Sostenible del Área de Garoña que se financiará con fondos europeos. Pero está a la espera de confirmar nuevas subvenciones, como las que acaba de solicitar a Enresa de otros 224.000 euros. De obtenerlas ya se podría lanzar a la compra de la embarcación que «se adecuará a nuestro entorno y a la capacidad económica del Ayuntamiento», concluye la regidora.