scorecardresearch

«Hay gran interés de alumnos y profesores en la repoblación»

R.E. MAESTRO / Villadiego
-

ENTREVISTA | Director de la Oficina Verde de la UBU y profesor de Química, Luis Marcos Naveira muestra el compromiso de la Universidad de Burgos para tratar de solucionar el gran problema que afecta a los pueblos como es la despoblación

Luis Marcos Naveira, director de la Oficina Verde de la Universidad de Burgos. - Foto: Patricia

Convencido de que el medio rural cuenta con múltiples recursos y ofrece infinitas posibilidades para los emprendedores, el investigador Luis Antonio Marcos Naveira (Bilbao, 1962) se muestra orgulloso del éxito de participación en actividades que invitan a la repoblación como la organizada hace unos días en la localidad de Villadiego. Confiesa que el problema ha calado en la sociedad y que existen ganas por implicarse en proyectos. Toda la comunidad universitaria, «desde el rector hasta los estudiantes», está comprometida y busca soluciones.

¿Qué actividades concretas está realizando la UBU para ayudar a la repoblación?
Se están llevando a cabo distintas acciones institucionales que se materializan en el convenio que tenemos con Sodebur para la realización de este tipo de actividades, el diseño de la estrategia regional del reto demográfico de la Junta de Castilla y León -que también coordina la UBU- y en el Grupo de Trabajo por la Repoblación Rural, que agrupa a cien integrantes de la comunidad universitaria que estamos trabajando en distintos equipos para hacer propuestas por la repoblación. También hay profesores e investigadores que están desarrollando actividades relacionadas con el territorio rural.

¿Cuál es el objetivo que se persigue con una jornada como la realizada en Villadiego?
Lo que queremos es visualizar el territorio rural como un escenario de oportunidades. Hay una participación muy importante de estudiantes y pretendemos que la Universidad, que es la universidad de la provincia, no dé la espalda a esos más de 350 municipios que están en nuestra provincia y que son los que están sufriendo principalmente ese problema de la despoblación. La intención es que llegue gente joven que no esté satisfecha con una vida urbana y busque espacios naturales más cercanos y calidad de vida.

¿Hay oportunidades en el medio rural para los jóvenes?
Es un lugar donde se pueden construir proyectos sociales, económicos, ambientales y personales muy agradables. A lo mejor los pueblos no son para todo el mundo, pero sí que hay mucha gente que puede venir a ellos. Aunque se trate un territorio envejecido y donde el ocaso demográfico es muy claro. Hay oportunidades y por eso le damos el peso en esta jornada en concreto a jóvenes que han montado su empresa, trabajan en una asociación o se han ido a vivir al pueblo para que transmitan esa visión positiva.

¿Qué papel juega en ese sentido la Universidad?
Entendemos que la Universidad se tiene que acercar a este problema con una cierta humildad. No tenemos soluciones, queremos ser actores que junto con ayuntamientos, grupos de acción local, empresas y asociaciones hagamos algo positivo. No lo vamos a resolver totalmente, pero que hagamos algo positivo por el medio rural desde el punto de vista del reto demográfico. La continuidad en un tema tan complicado y difícil como este resulta clave, y eso lo puede ofrecer la UBU.

¿Han detectado interés de los estudiantes en la repoblación y el emprendimiento en los pueblos?
Que en esta actividad haya 60 estudiantes muestra que hay un interés. Notamos que hay una demanda importante de prácticas, en los temas que eligen para realizar los trabajos de fin de grado y de fin de máster, incluso tesis doctorales. Les gustan las temáticas relacionadas con el medio rural y en las prácticas buscan ya empresas en pueblos. La participación es importante también en otro tipo actividades que no son estrictamente académicas, como las excavaciones arqueológicas durante los meses de verano o la implicación como voluntarios en proyectos culturales o sociales. Existe un interés muy grande por parte de los estudiantes por participar en estas actividades y notamos que eso es algo que no ocurría antes. También entre el profesorado hay una participación muy significativa en los Grupos de Trabajo que hace unos años no existía.

¿A qué considera que se debe esa mayor implicación de la comunidad universitaria?
El problema ha calado en la sociedad y nosotros no somos una burbuja que esté al margen de la sociedad. Existen ganas de colaborar y la Universidad es la institución y entidad que reúne el mayor volumen de conocimiento al contar con el mayor número de doctores, investigadores, docentes y jóvenes. El compromiso es cada vez mayor. Queremos tener un protagonismo en este aspecto al no ser una entidad tan afectada por criterios políticos como otras administraciones. Y entendemos que el medio rural también nos da soluciones.

¿En qué campos observan más posibilidades para que los jóvenes inicien sus proyectos?
Vemos iniciativas de éxito en todos los ámbitos. Hay muchos proyectos culturales y relacionados con el turismo de naturaleza. También vinculados con la agricultura, ganadería o explotación forestal desde un punto de vista más moderno y enfocado en la ecología o productos con mucho valor añadido. En el sector servicios también hay un nicho de empleo muy grande, en la atención a mayores y otros como educación o sanidad. Y en el ámbito de la digitalización y las nuevas tecnologías también hay gran demanda de trabajo, eso trae repobladores con los que hasta hace poco no pensábamos como los nómadas digitales.

¿Existen zonas más propicias para la llegada de emprendedores?
Todas en general lo son. Si hay que destacar dos, al tener puntos de partida favorables, son las Merindades y Ribera. La primera por su espectacular territorio y su cercanía al País Vasco, y la segunda por su proximidad a Madrid y en especial por el enorme tejido de bodegas vinculadas con la denominación de origen Ribera del Duero. Cada uno tiene que potenciar lo que tiene. Aquí, en Villadiego y la comarca Odra-Pisuega, donde se celebra esta jornada, tiene un enorme potencial con el Geoparque de Las Loras, el patrimonio de iglesias y castillos, el Camino y su principal recurso como la agricultura y la ganadería.