scorecardresearch

El Ayuntamiento quiere resucitar la recogida neumática

H. JIMÉNEZ
-

El Consistorio planea la construcción de dos centrales, una en las traseras del Juan de Vallejo y la otra en el S-4, para dar sentido a un sistema de basuras que lleva años infrautilizado tras una inversión millonaria que solo funciona en Cellophane

El Ayuntamiento quiere resucitar la recogida neumática - Foto: Luis López Araico

Hace años que Burgos apostó por la recogida neumática de basuras, pero el envite le salió rana. En un intento por modernizar los sistemas tradicionales quiso olvidarse de los camiones en los barrios de nuevo desarrollo y anunció el emplazamiento de depósitos callejeros conectados con sistemas de aspiración, tuberías kilométricas y un par de centrales para su recogida y tratamiento.

Las zonas elegidas fueron Fuentecillas, Villímar y el entorno de la antigua estación. Se gastaron 9 millones de euros y se ejecutaron parte de las inversiones previstas, pero la realidad ha sido tozuda. La crisis del ladrillo provocó un desarrollo residencial muy inferior al esperado, por lo que a falta de vecinos la recogida neumática es testimonial y ha resultado carísima. Solo funciona una central, la de San Pedro y San Felices, que en todo el año pasado recogió 111 toneladas de materia orgánica, 18 de papel y 40 de plástico (de estos últimos la ciudad en su conjunto recicló 5 millones y 3,3 millones de toneladas respectivamente). La cifra fue un 11,3% superior a la del año anterior gracias a que cada vez hay más residentes en Cellophane y la antigua estación, pero aun así muy insuficiente respecto a las expectativas del pasado.

De ahí que el Ayuntamiento de Burgos esté decidido a revertir la situación y resucitar un proyecto que hasta ahora puede considerarse un fiasco. Para ello pretende construir dos nuevas centrales de recogida neumática, una de ellas la proyectada desde hace tiempo en el S-4 que nunca se llegó a levantar y la otra, con un planteamiento novedoso, en Gamonal.

La idea la desarrolla el Plan de Prevención y Gestión de Residuos 2021-2016 que el Consistorio elaboró a finales del año pasado. El documento dedica uno de sus apartados a la recogida neumática donde reconoce que «la central de recogida que existe en la actualidad en la zona sur está infrautilizada» y apuesta por extenderlo a Gamonal porque «es el más poblado de la ciudad y tiene una densidad de población mayor a la del resto del municipio». 

Esto permitirá la implantación de «una buena práctica para la recogida de residuos urbanos» porque los sistemas de aspiración están reconocidos por la Unión Europea como alternativa logística para el tratamiento de basuras que proporciona ventajas medioambientales, una menor ocupación del espacio en la vía pública, menores olores, una mejor estética y funcionalidad que los contenedores o menor afección al tráfico urbano.

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy lunes)

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)