scorecardresearch

Un inversor paga 5,5 millones por 7 parcelas en Villalonquéjar

I.E.
-

El Consorcio ha cerrado la venta de 97.000 metros cuadrados en el polígono a un grupo que además ha reservado casi otros 85.000 metros. Este año ha recaudado 7,2 millones

Magna desistió de su solicitud de suelo pero otro grupo inversor le ha sustituido. - Foto: Valdivielso

El Consorcio de Villalonquéjar ha dado un buen empujón estas últimas semanas a la venta de suelo en el polígono, en concreto en los terrenos de su cuarta ampliación. El grupo inversor que sustituyó a Magna en el interés por adquirir 60.000 metros cuadrados para facilitar la llegada de un gran operador logístico ha redoblado la apuesta y finalmente se ha hecho con 97.000 metros (7 parcelas), en una operación que ya está cerrada y por la que ha desembolsado 5,5 millones de euros. La confidencialidad que exigen los compradores cuando se interesan por el suelo del complejo empresarial impide al Consorcio aportar más datos, si bien aclaran que se trata de un inversor cuya intención es «preparar el terreno para un tercero, para una compañía con interés en asentarse en Burgos». Ignoran si se trata también de una firma relacionada con el transporte de mercancías.

El interés de este grupo por Villalonquéjar IV no se queda ahí, puesto que ha reservado tres parcelas más que suman casi 85.0000 metros cuadrados más, si bien en este caso la operación no está cerrada, habrá de confirmar sus intenciones en octubre. En total, durante 2022 el Consorcio ha finiquitado operaciones por valor de 7,2 millones de euros, el ejercicio más 'beneficioso', después de que en 2017 vendiera suelo por 3,2 millones (69.000 metros cuadrados); en 2018, por 4,7 (96.873); en 2019, por 3,3 millones (69.100); en 2020 por 735.000 euros (13.700) debido al parón de la pandemia, y en 2021, por 3,9 millones (70.200 metros cuadrados). Ello redunda en una reducción de la deuda que en la actualidad es de 87,2 millones, de los que 63,6 se confían en obtener de la venta del suelo. El resto los abona el Ayuntamiento porque es una deuda no sostenible, es decir que no se puede recuperar.

El 30% del suelo de Villalonquéjar no está vendido, pero carece ya de grandes parcelas. Sin embargo, existe una solución que puede ser factible a corto plazo hasta que la ciudad pueda desarrollar los 4 millones de metros cuadrados que se prevén en el Centro de Actividades Económicas (CAE) de Villafría: cambiar por industrial el suelo comercial que había reservado Bogaris y al que ha renunciado.

Se buscarán las posibles fórmulas que hagan efectiva esta modificación de uso, dado que los trámites urbanísticos nunca son fáciles y la edificabilidad en una parcela comercial no es la misma que en una industrial. De este modo, serán los técnicos los que indiquen si se puede hacer a través de un estudio de detalle o habría que ir a una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).