La vía entre Miranda y Bilbao se mejorará con 2,8 millones

Ó.C
-
La vía entre Miranda y Bilbao se mejorará con 2,8 millones - Foto: Luis López Araico

La Autoridad Portuaria de la capital vizcaína realizará la inversión en la estación de Orduña. Con ella se busca poder ampliar la longitud de los trenes y hacer a la línea más competitiva en el transporte de mercancías

El transporte de mercancías a través del ferrocarril es un polo de desarrollo en la ciudad, pero también en la comarca. El Puerto Seco de Pancorbo o la Terminal de Contenedores Miranda son dos claros ejemplos. Con este contexto, sobre todo el primer punto se podrá beneficiar de una próxima inversión de la Autoridad Portuaria de Bilbao, con la que la vía que une la capital vizcaína con Miranda se mejorará, potenciando el transporte de mercancías.
La cantidad que se ha fijado inicialmente es de 2,8 millones y se ha regulado dentro de un convenio entre el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Puertos del Estado y la propia Autoridad Portuaria de Bilbao (APB). Será esta última entidad la que se encargue de redactar el proyecto y de financiarlo. Por ahora se indica que esta es la partida que inicialmente se ha previsto, aunque «la cantidad final será la que salga de la elección y posterior desarrollo de la alternativa correspondiente», apuntan desde el puerto de Bilbao.
A la espera de las medidas concretas que se pueden tomar en la red para mejorar la capacidad en el transporte de mercancías, desde la APB sí que se tiene claro que el lugar en el que la inversión tendrá mejores resultados será en la estación de Orduña. Es así porque «es la cabecera de la línea de vía única que transcurre entre Orduña y Miranda por lo que es el punto óptimo donde un tren puede esperar a tener paso por el cruce de otro tren», se aclara por parte de la Autoridad Portuaria, donde se asume que la mejor opción sería una doble vía, pero en lo que se piensa en estos momentos es en poder disponer de «apartaderos para esas funciones de cruce de trenes».
Estas áreas en las que poder esperar por parte de los trenes de mercancías se tendrán que ampliar, ya que en estos momento la longitud de los convoyes es de 450 metros, y en los casos especiales de 500, aunque para ellos se tiene que dar una autorización concreta, lo que hace que sea más difícil la gestión e inmediatez. Un condicionante que hace a la línea menos competitiva ya que «las nuevas tendencias de transporte ferroviario buscan aumentar esas longitudes de tren, de tal manera que sean, como mínimo, de 550 metros y mejor aún de 750 metros», se indica desde la APB.
Para esto se ha pensado la inversión en Orduña, aunque por parte de la Autoridad Portuaria, al margen de los apartaderos, se están «estudiando otras actuaciones complementarias en la misma red pero aún es pronto para poder dar más detalles», se apunta. En este sentido, habrá que ver si se puede tomar alguna medida respecto a otro de los problemas existentes entre Miranda y Bilbao, como es el desnivel. «Las fuertes pendientes hacen que una sola máquina no pueda arrastrar cualquier cantidad de vagones, sino que obligarían a poner una segunda máquina tirando, con el sobrecoste que ello supone y la consecuente falta de competitividad», se recalca desde la APB.
De todas formas, este anuncio se complementa con el análisis encargado por parte del Adif, que ha destinado 125.000 euros para la redacción de un estudio con el objetivo de lograr que los trenes que hacen este recorrido puedan alcanzar los 750 metros de longitud.