scorecardresearch

«Quiero recuperar el transporte para conectar mejor Briviesca»

S.F.L.
-

ENTREVISTA | Ana María Aparicio preside desde abril la nueva comisión informativa de Sostenibilidad y Seguimiento de la Agenda 2030 tras la dimisión de Ángel Calzada. Afronta lo que queda de legislatura con la ilusión de poder cambiar algo

Ana María Aparicio, nueva edil del Ayuntamiento de Briviesca. - Foto: S.F.L.

Se declara cristiana, de izquierdas y feminista. La economista bilbaína asegura que adquirió muchos de los valores que tiene en el colegio de monjas en el que estudió. Residió durante 15 años en Londres y regresó a Briviesca a cuidar de sus padres. Desde hace tres meses, Ana María Aparicio forma parte del equipo de gobierno de la capital burebana como concejala, y trabaja en intentar concienciar a la población para que su ciudad sea más sostenible.

¿Por qué se animó a formar parte de una candidatura en 2019?  

Ser número seis de una agrupación política local es consecuencia lógica de ir a reuniones y organizar manifestaciones. La razón por la que me metí en Podemos y luego en Asamblea Briviesca fue por el interés en intentar cambiar las cosas. En mi parcelita de política institucional buscaba que la gente pudiera participar en las decisiones. Es difícil llevar la voz de la ciudadanía a la institución, pero formando parte de la corporación se puede, en cierta manera, trasladar los asuntos municipales.

Cuando le confirmaron que corría turno y recaía sobre usted la responsabilidad de asumir el cargo, ¿cuál fue su reacción? 

Lo acepté pero realmente me está costando integrarme, de hecho creo que no lo estoy. Yo soy la última. 

¿Considera que tiene la suficiente autonomía como para desarrollar los proyectos que tiene en mente?

Choca el poco poder que tienes cuando formas parte  del gobierno. Es una bofetada en la cara aunque, de verdad, lo esperaba. El alcalde nos informa de todo pero creo que aún así todo se encuentra muy compartimentado. Yo conozco los asuntos de mi concejalía pero del resto se muy poco más que la oposición. Por otra parte, me ha sorprendido la cantidad de poder que se concentra en el regidor. No obstante al final es comprensible porque pasa allí todo el día junto a los técnicos y funcionarios.

Ha comenzado a tomar contacto con sus áreas e incluso ya ha presentado algún proyecto... 

Uno de mis objetivos como concejala es recuperar servicios de transporte que perdimos para conectar mejor Briviesca. Hemos solicitado a Renfe que retome los viajes que había antes de la pandemia, pero nos lo ha denegado. También intentamos que los briviescanos dispongan de más buses para moverse, tanto a Burgos o Miranda como al País Vasco. Por ello, hemos propuesto al Ministerio de Transportes que la línea Poza de la Sal-Bilbao mantenga intactos los horarios actuales, pero que alargue el viaje hasta Pradoluengo, pasando por Briviesca. Esto permitiría que la gente de estas localidades 

pueda salir a primera hora de la mañana a esta ciudad o ir a Bilbao a realizar gestiones. 

Como vecina de la capital burebana, ¿qué considera que necesita la ciudad y qué podría usted aportar como concejala de Sostenibilidad y Seguimiento de Agenda 2030? 

Me resulta horripilante que la gente intente aparcar en el centro de la ciudad. Aquí hace falta que se deje de utilizar el coche para ir a comprar y estoy totalmente a favor de cerrar el casco histórico de Briviesca al tráfico. 

También hay una resolución aprobada en pleno para instalar puntos de recarga de coches eléctricos y se me ha encargado que lo mueva. Creo que, de momento, se colocarán dos, aunque me parecen pocos y estoy intentando negociar para que pongan más. Relacionado con esto me gustaría implementar aplicaciones de teléfono móvil para compartir viajes en coches eléctricos desde aquí.

En apenas un año que va a ejercer sus responsabilidades municipales, ¿cree que tendrá tiempo suficiente para materializar sus ideas?  

Algunas sí. De hecho mi propuesta de ubicar en varios puntos de la ciudad aparcabicis en condiciones, en los que poder candar el cuadro y al menos una rueda, ha salido adelante. He obtenido el beneplácito de las directoras de los dos colegios, no del instituto, pero pretendo que igualmente se ubiquen en otras instalaciones como las piscinas, el Hospitalillo o los polideportivos. Realicé una encuesta para conocer la opinión de los estudiantes con idea de que utilicen la bicicleta para ir a los centros educativos. 

He propuesto además implantar el programa Pedibús, que permite que niños de Infantil y Primaria, acompañados por monitores o por algunos padres, lleguen andando en grupo desde sus domicilios a los colegios con el objetivo de reducir la contaminación debido al menor uso del coche.

¿Qué idea le gustaría ver terminada antes de que finalice la legislatura?

Comprendo que resultará complicado pero me encantaría ver asfaltado de forma sustancial el camino que va hasta Prádanos desde el de la Culebrilla. Es un lugar por el que pasean muchísimas personas y podría usarse también para las bicicletas.