La Junta no descarta la vía judicial contra el Gobierno

S. González
-

Francisco Igea reclama la financiación bloqueada por el Ejecutivo de Sánchez, pero rechaza ir «de la mano» de la Generalitat de Cataluña para no hacer seguidismo de quien «más pone en peligro el Estado de bienestar con su propuesta de secesión»

El portavoz, Francisco Igea (d), junto a la consejera de Sanidad (2d) y los directores de Comunicación y Salud Pública. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

La Junta «no descarta nada», ni siquiera acudir a los tribunales ordinarios para reclamar al Gobierno de España la financiación correspondiente a la Comunidad, aunque su vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, aseguró que ahora no es el momento para «no hacer seguidismo» de la Generalitat de Cataluña -que ha anunciado una denuncia contra el Ejecutivo-.
Igea, que compareció tras la reunión del Consejo de Gobierno, explicó que Castilla y León no renuncia a ninguna acción para exigir la cantidad adelantada del modelo de financiación para este año, y cuya transferencia se encuentra bloqueada por la falta de Presupuestos Generales del Estado.
De este modo, la Junta se suma a Galicia, Madrid y otras comunidades autónomas en su petición de los fondos económicos correspondientes a las subidas de las partidas comprometidas por el Gobierno del socialista Pedro Sánchez, que sigue en funciones.
En todo caso, Igea urgió a la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica «más igualitario, pero que no suponga un pago a la permanencia de Sánchez en el Gobierno por parte de quienes quieren acabar con la unidad nacional», en clara referencia a los independentistas catalanes, que fueron precisamente quienes impidieron la aprobación de las cuentas estatales para este año.
No obstante, el portavoz de la Junta insistió en que «una cosa es hacer un llamamiento a un nuevo modelo y otra ir a los tribunales», lo que de momento no se han planteado. Aún así, «no renunciamos a nada de lo que nos corresponde, pero no es momento de hacer seguidismo a iniciativas de quienes quieren romper el futuro de Castilla y León y el conjunto del Estado de bienestar con su propuesta de secesión», prosiguió. Al respecto, sería «una posición poco coherente de la Comunidad».
Igea se refirió así al llamamiento realizado por el vicepresidente y responsable económico del Govern, Pere Aragonès, al resto de las comunidades autónomas afectadas -todas menos País Vasco y Navarra- para hacer un frente común contra el Gobierno. A pesar del malestar entre los dirigentes autonómicos por el retraso en el pago de los anticipios de 2019 y de compartir su reivindicación, ninguno de los presidentes quiso unirse a la vía judicial catalana.

Condiciones del modelo.

De plantearse un nuevo modelo de financiación, lo que no parece cercano debido a la provisionalidad del Gobierno central y a la incógnita sobre una nueva convocatoria de elecciones, Igea recordó a los partidos de la oposición que la Junta defenderá el acuerdo suscrito en las Cortes de Castilla y León entre Partido Popular, PSOE, Ciudadanos y Podemos en el año 2016. Este documento fija unas condiciones y criterios que debe tener en cuenta el nuevo sistema y que «ahora debería ser el eje de negociación» para la Comunidad.
En este sentido, el vicepresidente y portavoz del Gobierno autonómico arremetió contra la Generalitat, a la que calificó de «incoherente», por «quejarse ahora de un modelo hecho como un guante para ellos» ya que, según recordó Francisco Igea, fue propuesto por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y «negociado y apoyado por la Generalitat de Cataluña».
Igea reiteró que aquel modelo, actualmente vigente a pesar de que ya se debería haber renovado, «no garantiza la igualdad de los españoles, ya que no es lo mismo la prestación de servicios en un territorio tan extenso como Castilla y León que en otros con la población más concentrada».

Recortes.

Por otro lado, como ya hiciera el pasado lunes en su comparecencia tras el Consejo de Gobierno, el portavoz insistió en que Castilla y León apenas tendrá que hacer recortes,  pues la falta de Presupuestos Generales del Estado «tiene menos repercusión» que en otras comunidades al haber prorrogado las cuentas del pasado año y «no haber tenido en cuenta» la previsión de ingresos estimadas por el Gobierno de Sánchez en su proyecto de presupuestos para este 2019, que finalmente no salió adelante y que motivó el adelanto electoral al pasado mes de abril.
«En ese sentido, estamos menos obligados a hacer recortes, al contrario de otras», declaró Francisco Igea, en referencia precisamente a Cataluña, que anunció unos recortes de un 6 por ciento en el gasto público de sus presupuestos aprobados para este año.
No obstante, el portavoz insistió en que España y Castilla y León necesita un Gobierno estable que sea capaz de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado para garantizar la financiación autonómica y los fondos que llegarán a las comunidades autónomas para el próximo año.