scorecardresearch

La Junta apuntala el futuro del polígono de Ircio

P.C.P.
-

Las Consejerías de Fomento y Economía cierran con Centro Logístico de Miranda de Ebro los acuerdos que permiten recuperar los terrenos de la frustrada plataforma logística y olvidar los pleitos judiciales

Los terrenos liberados están junto a las vías del ferrocarril y frente a la nave que levanta Seur en la actualidad (la primera a la derecha). - Foto: A.B.

Después de años de complejo trabajo y negociaciones a varias bandas, la Junta de Castilla y León ya puede certificar sin temor a equivocarse que una nueva y próspera etapa se abre para el polígono de Ircio. Sin nubes en el horizonte y con un futuro más que prometedor, gracias a un proyecto en firme que generará cientos de puestos de trabajo, de la mano de la firma alemana Aldi, y que se espera actúe como polo de atracción para otras empresas interesadas en la extraordinaria posición estratégica del enclave industrial de Miranda de Ebro, que se configura así como un nodo logístico de referencia en la comunidad.

Los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, han suscrito con la empresa Centro Logístico de Miranda de Ebro SA., representada por José Luis Solana Rojo, sendos acuerdos transaccionales que permiten la recuperación del pleno dominio de la parcela en la que hace más de una década se planteó la construcción y explotación del enclave logístico Cylog, uno de los muchos proyectos que engulló la crisis económica de 2008. El futuro de Ircio quedó entonces «preso» de los contratos firmados por Miranda Logística y la administración regional.

La Junta optó por resolver el contrato de concesión por incumplimiento de las condiciones pero la sociedad empresarial planteó un contencioso en los tribunales para sustanciar las discrepancias en la ejecución de esa resolución. «La situación no era óptima, porque generaba una pérdida de posibilidades económicas» para Miranda de Ebro, explica el consejero de Fomento y Medio Ambiente, JuanCarlos Suárez-Quiñones, personalmente involucrados en la tarea de «deshacer ese entuerto», lo que se ha conseguido con los dos acuerdos firmados ahora, ya que Castilla y León recupera el pleno dominio de la parcela y además cierra definitivamente las controversias planteadas en los tribunales con Centro Logístico de Miranda de Ebro S.A.

Suárez-Quiñones, subraya el «trabajo enorme de las dos consejerías» y también la buena disposición al diálogo del grupo de empresarios de Miranda de Ebro y Burgos que en su día promovieron elCylog. «No ha sido fácil, ha habido un compromiso firme por las dos partes», que han tenido que realizar renuncias en sus posiciones de partida para sellar el acuerdo. «Han quedado pelos en la gatera», describe gráficamente el consejero, que además ha visto como su compañero de equipo de gobierno en la cartera de Presidencia, Ángel Ibáñez, se interesaba directamente por llevar la operación a buen puerto en suelo burgalés. 

A lo largo del proceso ha intervenido el Consejo Consultivo de Castilla y León para dar el visto bueno a los términos de la compleja operación, lo que para el consejero de Fomento y Medio Ambiente es una garantía a la hora de cerrar el expediente. «Nos da mucha seguridad», concluye.

Su primera resolución llegó en 2018 y en ella el Consejo consideraba a Miranda Logística como responsable del incumplimiento del contrato que frustró una inversión que se había planteado en cuatro etapas, la primera con 44 millones de euros. Pero aún así, el conflicto estaba llamado a enredarse durante años en los tribunales, lo que finalmente se ha podido evitar gracias a que las dos partes comenzaron a hablar para buscar una solución extrajudicial. 

Las conversaciones se intensificaron cuando una gran compañía de distribución, ALDI, mostró a la Junta de Castilla y León su firme disposición a instalar en Ircio un centro logístico y crear cientos de puestos de trabajo. La compra de la parcela se formalizó con el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) pero condicionada a la recuperación de la propiedad. Una vez que la Junta ya dispone del pleno dominio de ese suelo se puede hacer efectivo el contrato de compraventa, lo que permitirá a la cadena de supermercados la puesta en marcha un proyecto que, en palabras de Juan Carlos Suárez-Quiñones, está llamado a funcionar como «un ecosistema de atracción para otras empresas», ya que esta operación no agota todo el suelo disponible en el polígono industrial mirandés. 

«Hay terreno suficiente para todos las empresas que quieran instalarse alrededor de Aldi», apunta el consejero, para recalcar que el IDE ofrece todo tipo de facilidades en cuanto a precio y agilización de los trámites administrativos para la puesta en marcha de proyectos generadores de empleo.