scorecardresearch

Un camino libre de maleza

C. SORIANO
-

Los trabajadores del Plan de Empleo adecentan la entrada de la Ruta Jacobea a su paso por Capiscol. Durante los próximos meses, además, limpiarán grafitis y escombreras por toda la ciudad

Peón de una de las cuadrillas forestales limpiando el Camino en la zona de Capiscol. - Foto: Luis López Araico

Los peregrinos que entren a Burgos por Capiscol van a poder encontrarse un Camino libre de maleza gracias al esfuerzo de unos trabajadores que, hace tan solo unas semanas, estaban en paro. No será esa su única tarea, pues se les confía también, desde la Concejalía de Medio Ambiente, el mantenimiento y el adecentamiento de otros muchos rincones de la ciudad. El Plan de Empleo del Ayuntamiento prevé, en un plazo de medio año y entre otras actuaciones, el desbroce de los tramos del Camino de Santiago, así como la limpieza del Cinturón Verde y del entorno urbano y de numerosas escombreras. 

La plantilla de este Plan cuenta en esta ocasión con una técnico y un administrativo, 3 informadoras medioambientales y hasta cuatro cuadrillas. Suman un total de 26 trabajadores. El concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, comenta que el Ayuntamiento «opera conjuntamente con el Servicio de Empleo de Castilla y León». Desde el Consistorio se demandan una serie de perfiles y es el Ecyl quien los envía. El objetivo es poder trabajar en todas esas zonas a las que no se llegan con los servicios municipales, como el de jardinería, y «dar una oportunidad, además, a estas personas que están en una situación de desempleo». 

Leví Izquierdo, peón de una de las cuatro cuadrillas, comenta que esta es «una oportunidad, por lo menos, para poder pagar los gastos». Pero defiende que debería de prolongarse más en el tiempo. «Lo bueno sería que, en vez de seis meses, hubiera un par de cuadrillas todo el año. Yo entiendo que la gente se queja muchísimo. Entonces, con un mantenimiento así, se podría conservar todo mejor».

Equipo de limpieza de pinturas vandálicas trabajando en la zona del G-3.Equipo de limpieza de pinturas vandálicas trabajando en la zona del G-3. - Foto: Luis López Araico

Cada uno de los trabajadores tiene su función: la técnico y el administrativo iniciaron su labor el pasado 25 de mayo, gestionando los contratos para el inicio de las actividades (reconocimientos médicos, cursos de formación, vehículos, etc.); las tres informadoras comenzaron el 1 de junio para manejar las solicitudes de los vecinos para la eliminación de pinturas vandálicas; y, por último, el día 14 del mismo mes comenzaron las cuatro cuadrillas, con diferentes cursos de formación durante las fechas del 17 y 18 de junio.

Cada una de estas cuatro cuadrillas se dividen según su objetivo: dos de ellas se dedican a actuaciones forestales, una al polimantenimiento y la que queda, a limpiar pintadas. Temiño informa de que las previsiones para estos seis meses son «potenciar, siendo Año Jacobeo, el Camino de Santiago. La entrada está retomando cada vez más el número de visitantes de antes de la pandemia, así que vamos a hacer hincapié durante estas semanas en el desbroce y la limpieza de señalización. Tanto en la entrada al Camino como en la salida». La Concejalía de Medio Ambiente, explica, tiene mucho trabajo durante este periodo. «Algo muy importante son los desbroces. Queremos adecuar el Cinturón Verde de la ciudad y los caminos, la retirada de árboles secos, quitar la valla del humedal de Fuentes Blancas, recuperar los miradores que siempre se rompen, hacer una limpieza exhaustiva en los ríos y sus riberas...». 

En cuanto a las pintadas vandálicas, comenta el concejal, «hemos empezado allí donde el año pasado no llegamos». Las zonas son Fuentecillas, Huelgas, Barriada San Juan Bautista y el Barrio del Pilar pero, afirma, «tenemos muchas demandas de vecinos». Solo el año pasado se limpiaron alrededor de 600 grafitis. Rosa Palacios, de la cuadrilla de limpieza, confiesa que «esto supone una gran experiencia, porque no había trabajado en ello. Pero igual he descubierto el oficio de mi vida, porque me gusta estar en la calle y la pintura me encanta». 

Finalmente, después de este tiempo, «si ellos encuentran un trabajo en la empresa privada, seguirán con su vida profesional. Puede ser que, lamentablemente, dentro de estos seis meses alguno de ellos no haya encontrado nada y nos lo vuelva a solicitar desde el Ecyl otra vez. Se les hacen las entrevistas y, si tiene encaje, vuelve a entrar.» La labor de los Planes de Empleo del Ayuntamiento, subvencionados por la Junta de Castilla y León, termina Temiño, es ampliar el currículum en la Administración Municipal para que tengan posibilidad de empleo en la empresa privada.