scorecardresearch

Acortar el proceso cuando 'hay algo' en la mamografía

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

A todas las mujeres que se hacen esta prueba se les entrega una información por escrito sobre las diferentes situaciones que se pueden dar tras conocer los resultados

A todas las mujeres que se hacen una mamografía se les entrega una información por escrito sobre las diferentes situaciones que se pueden dar tras conocer los resultados. - Foto: Valdivielso

Además de la Sociosanitaria, César Pérez está a cargo de la Unidad de Atención a la Mujer (UAM), la Unidad de Mamografías y los programas de violencia de género. De la misma manera que le ha impresionado el nivel de profesionalidad del ámbito sociosanitario dice que aquí se ha encontrado unos «equipos magníficos» con los que también se han implementado algunos avances. El más importante, que se ha acortado el proceso que una mujer ha de pasar cuando tras una mamografía ordinaria los profesionales entienden que se necesita hacer una ecografía para asegurar un diagnóstico.

Antes se la derivaba a Ginecología y de ahí a Radiología y este paso se ha suprimido: «Hablamos con los ginecólogos, que fueron quienes nos comentaron que este paso duplicaba el proceso y creaba una falsa expectativa en las mujeres, por lo que ahora, si se necesita una prueba más, se la envía directamente a Radiología». Además, a todas las mujeres que se hacen una mamografía se les entrega una información por escrito sobre las diferentes situaciones que se pueden dar tras conocer los resultados de la misma intentando reducir la preocupación que una prueba de este tipo provoca. 

Fue frente a la Unidad Mamográfica, que comparte ubicación con la de la Atención a la Mujer,  donde durante un mes un grupo de personas se reunieron diariamente para rezar contra el aborto. «Como coordinador no tengo nada que decir, vivimos aquella situación con respeto porque nos informamos de que habían firmado un compromiso de no agresión y no hubo ningún problema. Las mujeres van allí a recibir diferentes servicios y siempre amparadas por la ley. Yo respeto todas las posturas pero me gustaría que esas opiniones se expresaran allí donde se toman las decisiones que no es la Unidad de Atención a la Mujer, que ofrece las prestaciones que actualmente están en la cartera de servicios de Sacyl».

Añade que desde la Comisión Sociosanitaria están abiertos a escuchar todo tipo de propuestas y sugerencias de los centros de salud y que por eso se están impulsando los consejos de salud de zona, paralizados desde la pandemia: «Allí están todos invitados: colegios, sindicatos, empresarios... todos los actores que pueden influir en la protección y promoción de la salud».