Acuerdo con Alavés, Logroñés y Eibar para intercambiar campo

R.C.G.
-

Una de las nuevas normativas derivadas del coronavirus es que todos los clubes deben tener un campo alternativo, fuera de su región, para jugar si por protocolo sanitario no pudiera hacerlo en su estadio. El Mirandés tendría varias opciones

El Eibar solo tiene Anduva como opción para jugar si no pudiera hacerlo en Ipurúa por culpa de la pandemia. - Foto: Truchuelo

Una de las nuevas normativas derivadas del coronavirus es que todos los clubes deben tener un campo alternativo, fuera de su comunidad autónoma, para disputar los partidos si por protocolo sanitario no pudiera hacerlo en su estadio. El Mirandés ha llegado a un acuerdo con Alavés, Logroñés y Eibar, para en caso de emergencia, disponer de sus instalaciones. 
En algunos casos el acuerdo es recíproco, es decir que dichos clubes también utilizarían Anduva si fuera necesario, aunque el Alavés y el Logroñés tiene otras opciones preferenciales. Los vitorianos tiene como estadio ‘suplente’ el Sadar y como segunda opción el feudo mirandesista, mientras que el Logroñés tiene un pacto con el Zaragoza. 
El Eibar solo tiene Anduva como opción para jugar si no pudiera hacerlo en Ipurúa por culpa de la pandemia. 
Las buenas relaciones que tiene el Mirandés con muchos de los clubes de su entorno, unido a su situación geográfica, ha ayudado a encontrar alternativas para cumplir con una medida exigida por LFP y RFEF con el objetivo de no tener que frenar la competición si la situación sanitaria empeora en algunas comunidades autónomas.