scorecardresearch

Elvira Lindo prepara la adaptación de la novela 'Nada'

Agencias
-

La escritora y guionista considera que ha sacado las luces y las sombras que posee la obra de Carmen Laforet y que la serie podría estar lista para el segundo semestre del próximo año

La autora gaditana se ha sumergido en el mundo de la Guerra Civil para abordar este reto.

La adaptación de Nada, la novela con la que Carmen Laforet hizo historia al conseguir el Premio Nadal de literatura, podría llegar a la pequeña pantalla en el segundo semestre del próximo año con la adaptación que ha realizado de esta obra la escritora y guionista Elvira Lindo junto a la productora Mediacrest Entertainment.

El proyecto, aseguró hace unos días el director ejecutivo de la productora, Daniel Domenjó, «está muy bien encaminado para que sea una realidad muy pronto» y se pueda ver «durante el último semestre del año que viene».

En este sentido, confirmó que hay varias cadenas interesadas tanto en España como en otros países y que están «muy cerca de cerrar algo para que sea una realidad».

Una imagen de Carmen Laforet, fallecida en 2004. Una imagen de Carmen Laforet, fallecida en 2004. «El espíritu en el guion es la novela», destacó Lindo subrayando que en este caso «hay una voluntad de hacer esa novela» y no una historia inspirada solamente en la obra de Laforet, aunque aclaró que existe un tratamiento para ordenar aspectos como el tiempo con el objetivo de aclarar la narración y también darle un «halo de misterio».

Además, comentó que ha tratado de «sacar las sombras y la luz que tiene la novela» a través del «siempre asfixiante universo familiar» y de una Barcelona «devastada pero que ella ve con los ojos de una persona de 18 años».

Una de las características de esta novela, explicó, es su alto grado de introspección, y es que según ha apuntado Lindo, «es una especie de diario» en el que la protagonista no narra diálogos, sino que cuenta sus impresiones.

Por su parte, el director de Ficción de Mediacrest Entertainment, Alberto Macías, consideró que «las novelas cuanto mejores son más difíciles de adaptar», y se refirió que en este caso tienen que enfrentarse a este reto de «transmitir cosas que están en la abstracción y la mente de la protagonista», puesto que «hay que bajarlas a la tierra y darles cuerpo», pero también han tenido que abordar saltos temporales.

Se trata además de «una novela que tiene mucha información» y se pierde en ciertas ocasiones el punto de vista de la protagonista para narrar otros hechos como lo sucedido en la Guerra Civil, comentó Lindo, señalando que están «tan fascinados por la figura de ella en ese universo barcelonés que hay cosas que tienen que desaparecer».

Lindo mencionó que para realizar esta adaptación ha tenido muy presente la sensación que tuvo cuando la leyó por primera vez con 16 años en el instituto, pues en aquel momento fue «un espejo» para su yo adolescente en el que se podía mirar y «sentir cosas muy parecidas al personaje» a pesar de la diferencia temporal.

«Lo que yo percibí en esa primera impresión es que se trataba de una novela de crecimiento», una chica de su edad que «se veía enfrentada a una familia de personajes que me parecieron muy estrambóticos» pero que ahora percibe de una manera diferente al asumir que «son personas traumatizadas por la experiencia vivida» en la Guerra Civil, explicó.

Domenjó se mostró confiado con este producto audiovisual, pues «hay un boom en cuanto a las adaptaciones literarias que funcionan» y cuentan con «una pequeña joya a la que nadie le había prestado durante mucho tiempo atención», dos factores que se unen en un momento ideal coincidiendo con el centenario del nacimiento de su autora.