scorecardresearch

«China y Rusia han aprovechado la pandemia para reforzarse»

F.L.D.
-

ENTREVISTA | Este alto mando del Ejército de Tierra fue destinado a Bruselas hace tres años para convertirse en el enlace del Jefe del Estado Mayor en los asuntos relevantes que se tratan tanto en la Alianza como la Unión en materia de Defensa

Juan Montenegro, teniente general representante de España en la OTAN y la UE. - Foto: Luis López Araico

El coronavirus ha inoculado una gran incertidumbre en todos los países. Sobre los estados se cierne la incógnita de cómo será el mundo tras la pandemia y la seguridad se antoja aún más clave en este nuevo escenario. Nadie mejor que el representante militar de España en la OTANy la Unión Europea para tratar de encontrar alguna pista de cómo será la defensa en esta década. Varias de ellas las enumeró en una conferencia impartida dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Burgos. Otras, las desglosa en una conversación distendida con este periódico en la Residencia de Oficiales de la capital. 

¿Cómo ha afectado la pandemia a nivel de defensa tanto en la Unión Europea como en la OTAN?
Hemos conseguido que una crisis sanitaria no se convirtiera en una crisis de seguridad. Se han mantenido todas las misiones de disuasión, así como los despliegues marítimos y terrestres. Sí se han reducido mucho los ejercicios para evitar contagios. A nivel de UE nos ha afectado en todas las misiones en África, las cuales hemos tenido que reducir. Por otro lado, la pandemia ha afectado mucho a los desplazamientos. 

Imagino que para aquellos destinados en el extranjero ha sido psicológicamente duro. 
Mucho. Han pasado muchos meses sin ver a su familia. Los viajes han sido muy problemáticos dentro de la Unión Europea, pero nos ha salvado el certificado de vacunación. Nos ha sacado de muchos problemas.  

¿Y cuál ha sido el papel de España en estos meses?
Creo que lo ha hecho bien. Cuando hemos tenido que evacuar a nuestras tropas de países como Malí porque ha habido positivos lo hemos hecho con todas las garantías. Incluso hemos sido capaces de ayudar con nuestros aviones a otros socios de la Unión, por ejemplo a Irlanda.  Eso se ha valorado mucho. 

¿Se presenta un panorama geopolítico y de defensa opuesto al que se preveía? 
El escenario es el mismo, no habrá nuevas tendencias. Lo que ha hecho la pandemia es acelerar lo que ya estábamos viendo antes del coronavirus: que China y Rusia se han movido como peces en el agua. Han analizado nuestras vulnerabilidades y lo han utilizado para reforzarse como potencias mundiales.    

¿Ha jugado un papel importante el ciberespionaje? 
Sí, pero también el manejo de la información en su propio beneficio, las llamadas ‘fake news’. Lo han hecho de maravilla ambos países, especialmente Rusia. Tienen ministerios dedicados en exclusiva a esta materia y su capacidad de actuación en el ciberespacio es impresionante. La UE y la OTAN están creando centros de defensa para podernos mantener en la carrera. Parte fundamental del futuro será dominar este aspecto. Porque no estamos hablando de robar dinero de una cuenta, que es relativamente fácil, sino de manejar a distancia centrales nucleares o aeropuertos, que se puede hacer con el 5G. 

Se viene hablando desde hace años de la importancia de África ¿Qué papel jugará este continente? 
Es un territorio fundamental y España lo tiene muy claro. Estamos en todas las  misiones de la UE en África. Aquí juega un papel importante la inmigración, el efecto llamada de todos los países miembros. Según la ONU hay decenas de millones de potenciales migrantes y eso es un problema que nos puede estallar en las manos. 

¿Y cómo se puede atajar este problema? 
La única forma es invertir en los países de origen. Hacer que se desarrollen, que tengan gobiernos estables y condiciones de vida agradables para sus ciudadanos. Esto es, precisamente, lo que tratamos de hacer con las misiones. Formamos a las fuerzas de seguridad, como es el caso de Somalia o Malí, donde tenemos más de 500 soldados desplegados. A partir de ahora, con unos fondos económicos vamos a poder dotar de equipos a los ejércitos que entrenamos. Porque si no lo hacemos nosotros, lo harán otros. Nos jugamos mucho. 

Hay voces que dicen que España ha estado demasiado sola en su crisis con Marruecos. ¿Cómo cree que ha reaccionado la UE? 
El Parlamento y la Comisión ya criticaron que se utilizara a menores en el paso a Ceuta y Melilla. Esto es un problema de Interior, de inmigración. La solución pasa por la Unión Europea porque su mercado es fundamental para Marruecos. Ya ha dejado caer más de una vez que podría poner aranceles y eso estabilizaría las relaciones entre ambos países. Nosotros somos vecinos y estamos condenados a entendernos.

¿Qué otros retos tiene España a nivel de defensa? 
Nuestra zona de interés es Europa, Sudamérica, África y, sobre todo, Oriente Medio, porque casi todo lo malo que puede pasar en el mundo tiene su origen en estos países. 

¿Qué va a suponer para el país acoger la cumbre de la OTAN en 2022? 
Es mucho más importante de lo que la sociedad piensa. Nos va a poner en el mapa porque se va a revisar el concepto estratégico de la Alianza. Eso significa que durante la próxima década cada vez que hablemos del futuro lo haremos en base a todo lo que se exponga en Madrid. Por otro lado, que vengan delegaciones de 30 países va a suponer un fuerte impulso económico

¿Cómo ve el futuro de la UE y la OTAN? 
La Alianza siempre va a estar ahí. Llevamos más de 70 años de paz gracias a esta organización. Será siempre el referente para la defensa colectiva. En la Unión vamos dando pasos en materia militar y tomando consciencia de nuestra capacidad.