scorecardresearch

Castilla y León avanzará a "riesgo controlado" y sin aforos

J.D.M.
-

La Junta suprimirá a partir del martes las restricciones de aforo de ámbito autonómico, pero mantendrá la obligación de usar mascarilla y la distancia interpersonal de 1,5 metros. "Cada vez estamos más cerca de emprender una vida normal", indica Igea

Las restricciones de aforo y horarios desaparecerán en toda Castilla y León a partir del próximo martes en la hostelería. - Foto: Christian Castrillo

Castilla y León abandonará este martes, 21 de septiembre, el nivel 1 de alerta sanitaria y pasará a una situación de "riesgo controlado", lo que se traduce en la supresión de todo tipo de aforos en comercios, hostelería, ocio y cultura, donde sin embargo se mantendrá la obligatoriedad del uso de mascarilla y la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros. Así lo acaba de anunciar el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, tras el Consejo de Gobierno.

El Ejecutivo regional ha tomado hoy esta decisión ante la "buena evolución" de la pandemia en nuestra Comunidad Autónoma, "la cuarta en el ránking de inmunización en nuestro país" y que actualmente tiene una de las incidencias acumuladas más bajas, ha destacado.

"No es una nueva normalidad sino una situación de riesgo controlado porque el riesgo no ha desaparecido, pero está razonablemente controlado", ha matizado Igea, que ha explicado que a partir del martes se levantan todas las restricciones establecidas por Castilla y León y solo se mantienen las impuestas a nivel nacional, como el uso de la mascarilla, la distancia interpersonal de 1,5 metros o la limitación de aforos en las competiciones deportivas profesionales, como LaLiga y la Liga Endesa. La Comunidad también mantiene los protocolos nacionales en el ámbito educativo y las guías en centros sociosanitarios. Además, el Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León (Plancal) pasa a nivel 1 y se afrontará con medios regionales propios y privados.

El vicepresidente de la Junta ha valorado este avance en la desescalada como una "excelente noticia" que permitirá, entre otras cosas, "relajar los aforos en los ámbitos que no pertenecen a la normativa estatal (como el comercio, la hostelería, el ocio o la cultura) y avanzar hacia una vida progresivamente normal". "Cada vez estamos más cerca de emprender una vida normal y una actividad económica en próximos días y semanas", ha expresado Igea.

En su comparecencia ante los medios de comunicación tras el Consejo de Gobierno de este jueves, Francisco Igea ha remarcado que estas medidas llegan derivadas del alto porcentaje de inmunización de la población diana (mayores de 12 años), que en Castilla y León supera el 90% con al menos una dosis y alcanza el 86,5% con la pauta completa. "Se trata de tasas prácticamente desconocidas. España lidera estos porcentajes en el ránking mundial y Castilla y León es la cuarta en estos porcentajes", ha argumentado el vicepresidente de la Junta, que igualmente ha subrayado el notable descenso de las tasas de incidencia acumulada de casos tanto a 14 como a siete días, lo que "dice mucho de la eficacia y campaña de vacunación y las medidas adoptadas".

Sobre la posibilidad de retirar las mascarillas en los recreos en los centros escolares, Igea ha preferido ser cauteloso porque aún existe un porcentaje de educación infantil, de menores de 12 años, sin vacunar. "Tenemos que esperar y saber qué se decide en estudios en marcha a nivel europeo y mundial. Hasta que se sepa esta decisión no es prudente anunciar una decisión definitiva por parte de la Junta", incidió.

Por último, avanzó que la Consejería de Sanidad ha observado un impacto "escaso" de la incidencia en las fiestas que han transcurrido desde el 15 de agosto -festivo nacional-, hace ya más de un mes, y por las que han pasado grandes municipios castellanoleoneses. "No nos hace pensar en aumentos significativos", ha respondido al respecto.