scorecardresearch

La Junta sitúa en 12 el mínimo de alumnos para aulas de 2 años

B.G.R.
-

Es la ratio establecida por tramos de población para los centros de la capital, Aranda y Miranda, mientras que en Medina y Briviesca es de seis y de tres en el resto de la provincia

Las ratios publicadas ayer afectan a los centros privados y de titularidad municipal. - Foto: Alberto Rodrigo

Era una información que llevaban tiempo reclamando a la Junta los representantes sindicales de enseñanza, hasta que ayer apareció en el Boletín Oficial de Castilla y León.  La Consejería de Educación ya ha publicado el número mínimo de escolares que deberá tener una unidad de tercer curso del primer ciclo de Infantil, cuya gratuidad se estrenará el próximo ejercicio lectivo. La ratio se ha establecido por tramos de población a partir de los 5.000 habitantes y hasta los 20.000, incluyendo en un solo grupo al resto de localidades de la región.

Con esta división, la cifra mínima de niños en las aulas de 2-3 años es de 12 en la capital, al igual que en Miranda de Ebro y Aranda de Duero, de seis en Briviesca y Medina de Pomar y de tres para el resto de la provincia burgalesa. La resolución oficial contempla también excepciones al respecto por parte de la Dirección General de Centros e Infraestructuras, a petición de las direcciones provinciales, para «aquellos centros cuyas características, ubicación o necesidades educativas así lo aconsejen». 

Esta decisión afecta a los centros de titularidad pública de entidades locales y otras corporaciones públicas, así como a los privados que se hayan adherido a esta oferta, unificándose de esta forma las ratios mínimas contempladas para los colegios y las escuelas infantiles dependientes de la Administración regional y que también se rigen por los mismos criterios poblacionales. En cuanto a las máximas, se establecen en 18 plazas para las dotaciones de la Junta y 20 para el resto.

La comunicación de ayer advierte de que al inicio del curso procederá reducir el número de unidades de este nivel cuando la demanda resulte inferior a esos mínimos de escolarización o concentrar grupos con ese máximo de 20. La financiación de estas aulas prevista por la Consejería de Educación se ajustará «a la situación real» de las clases en cada centro «una vez considerada esa disminución».

El horario lectivo obligatorio en todas las dotaciones educativas será de cinco horas, fijadas de 9 a 14 horas en las de la Junta y sujeta a la decisión del centro en el resto. En las primeras se ofrecerán los servicios de madrugadores y de tardes en el cole, pudiendo cubrir los privados ese horario complementario. Los técnicos superiores de Educación Infantil se ocuparán de este nivel y el proyecto pedagógico tendrá que ser elaborado por un maestro. El comedor se prestará en las mismas condiciones para todos.