El 'buen rollo' de Miki Núñez pone rumbo a Israel

Agencias
-
El ‘buen rollo’ de Miki Núñez pone rumbo a Israel - Foto: Raul Tejedor

El catalán buscará la victoria este sábado en Eurovisión que se celebrará en Tel Aviv con su canción 'La venda', un tema con ritmo de rumba y ska con el que intentará traer a España el icónico micrófono de cristal

Miki Núñez ya tiene hechas las maletas para Tel Aviv (Israel), sede de la 64 edición del Festival de Eurovisión. Su objetivo: hacer bailar a los espectadores europeos y traerse a España el icónico micrófono de cristal a base de talento, carisma natural y la energía de La venda, la canción festiva y con mensaje positivo compuesta por Adrià Salas con la que competirá en la final de este sábado junto a otros 25 países. RTVE seguirá de cerca al candidato patrio y emitirá en directo las semifinales y la gran final de un evento televisivo único que ven cada año cerca de 200 millones de espectadores en todo el mundo. 
En su despedida antes de viajar a Tel Aviv, Miki explicó que «han sido unos meses bastante intensos, hemos ensayado mucho, hemos tenido mucha promoción, hemos estado viajando a muchos países…  pero lo que nos gusta es cantar y vivir de la música, así que por muy cansado que sea ha sido bonito».
También habló de la escenografía y de su director artístico: «Fokas Evagelinos es una persona bastante perfeccionista, estudió mucho mis movimientos en la academia para que todo fuese orgánico, y todo lo que ocurre en el escenario es así, ya lo veréis». Sin desvelar nada, el representante de España en Eurovisión definió la puesta en escena con tres palabras: «grande, color y non-stop». 
Además, confesó que «lo único que me preocuparía es que estos meses de curro incansable no se vieran reflejados en el escenario. Quiero es volver con la cabeza bien alta muchas veces». Y, sobre el resto de representantes de otros países, Miki señaló que «no nos vemos como rivales y eso es muy guay. Pero sí veo canciones muy potentes como la de Suecia, Italia... son las dos que más arriba veo». 
De la misma manera, el catalán aseveró que «no llevaré amuletos, de eso se encarga mi abuela», e hizo una promesa: «me tatuaré una venda si gano Eurovisión». 
Miki Núñez fue elegido por los espectadores de RTVE para representar a España en la 64 edición del Festival de Eurovisión. Nacido en 1996 en Terrasa, estudió música desde niño, ya que sus padres insistieron para que adquiriera los fundamentos básicos y pudiera tocar instrumentos como la guitarra y el piano. Esa formación, que compatibilizaba con la universidad, fue vital en su paso por Operación Triunfo 2018, en el que quedó en sexto lugar, a las puertas de la final. 
Toda la preparación y experiencia acumuladas le permiten personificar el entusiasmo que requiere una canción como La venda. Artista versátil, desde hace años lidera el grupo de versiones Dalton Bang, formado junto a sus mejores amigos cuando iba al instituto. El sexteto -influido por la pujante escena mestiza catalana, pero también por el soul, el ska, el reggae o el pop latino- lleva casi una década trabajando y se ha especializado en los conciertos festivos en los que predomina la descarga de energía y la conexión con el público. 
Por su parte, Adrià Salas, nacido en Barcelona (1985) y con alma rumba,  es el cantante y compositor de La Pegatina, un grupo que ha dado casi 1.200 conciertos en más de 30 países y que ha participado en algunos de los festivales más importantes del mundo, como el latino vivo en México, el Sziget en Hungría, el Boomtown en el Reino Unido o el Pinkpop en los Países Bajos, además de giras por Australia, China o Japón. 
Especializado en música festiva, sus canciones tienen frescura y energía, buscando un equilibrio entre el sonido latino tradicional y otros estilos clásicos como el ska y el rock. El último álbum de su grupo, Ahora o nunca, se convirtió en el número dos en ventas en España y fue nominado al Latin Grammy. 
La Pegatina, con 15 años de experiencia, ha sido la escuela perfecta para Adria, quien ha evolucionado sus composiciones al tiempo que el grupo creció en popularidad y se ha convertido en un clásico de los ritmos festivos.

Una historia que contar

El director artístico de la candidatura española este año en Eurovisión es el griego Fokas Evagelinos. Profesional de larga experiencia en el festival, es artífice de las escenografías que ganaron el certamen en 2008 (Rusia) y 2005 (Grecia). Para Evagelinos, los espectadores verán en el escenario fantasía, color, explosión. «Miki contará una historia que le concierne y que transmite el mensaje de La venda. Junto a ellos, Mamen Márquez, profesora de Técnica Vocal de Operación Triunfo, que es la directora musical de la propuesta española. Además, el catalán estará acompañado de los cantantes y bailarines Mikel Hennet, Ernesto Santos y Fran Guerrero; y las bailarinas María Acosta y Mary Martínez.
RTVE no se perderá detalle del paso de Miki por Eurovisión. Le esperan desde hoy cinco días de trabajo intenso antes de subirse al escenario de Expo Tel Aviv. Jornadas de ensayos, desfile por la alfombra naranja, entrevistas con medios internacionales, ruedas de prensa, actuaciones… que se podrán seguir por los canales del ente público, que incluirá información diaria y conexiones en directo en todos sus magacines e informativos. 
Además, de nuevo TVE será la mejor pantalla para ver el Festival, con la emisión en La 2 de las dos semifinales, mañana y el jueves, a las 21:00 horas; y la gran final, a la misma hora, en La 1 y TVE Internacional. Tony Aguilar -por segundo año- y Julia Varela -para la que será su quinta vez- será la pareja de comentaristas; junto a ellos estará Víctor Escudero, experto en Eurovisión. Nieves Álvarez será, por tercer año consecutivo, la portavoz de los puntos españoles. En esta ocasión, con Granada de fondo.