scorecardresearch

La naviera WEC trabaja en Burgos en su ruta Bilbao-Valencia

L.M.
-

El operador neerlandés, cuya matriz es la gigante MSC, completó ayer el primer servicio ferroviario que cargará y descargará mercancías en Villafría una vez por semana

En Burgos se descargaron cuatro vagones procedentes de Valencia en la playa de vías del Puerto Seco y se montaron al tren, destinoBilbao, tres. - Foto: Alberto Rodrigo

Con todo el cuidado y precisión que requiere dar marcha atrás un tren de casi medio kilómetro de largo repleto de contenedores, el primer convoy contratado por la naviera WEC Lines entró ayer a las 7:30 horas en la vía 10 del Puerto Seco de Villafría. Minutos antes había hecho acto de presencia en la terminal de Adif procedente de Valencia, desde donde partió el pasado fin de semana. 

Por delante quedaba aún el proceso de carga y descarga de los containers y su salida hacia Bilbao, una tarea que se repetirá a partir de ayer de manera puntual todos los lunes. El operador neerlandés estrenó ayer su nuevo corredor ferroviario, que une los Puertos de la ciudad del Turia y la vasca, y donde la capital castellana toma un papel tremendamente protagonista al ser la única parada del trayecto.

«Hemos identificado a Burgos como una ciudad con un potencial industrial muy interesante. Dispone de mucha carga, tanto de exportación como importación, y está enclavada en una región que nos abre muchas posibilidades de futuro», reconoce Steven Molenaar, Group Intermodal Manager de WEC Lines. Su matriz es la compañía italiana pero con sede en Suiza Mediterranean Shipping Company (MSC), la segunda más importante de todo el mundo en términos de capacidad de carga de los buques portacontenedores.

En la jornada inaugural de la ruta, la capital burgalesa recibió con una fina pero persistente lluvia al tren de mercancías. En sus casi 500 metros transportaba 26 contenedores, de los que cuatro se quedaron en Villafría. Por contra, tres se cargaron aún sin luz solar para partir hacia Bilbao. Una vez en el Puerto vasco esperarán menos de un día para partir en barco hacia el norte de Europa esta misma mañana. El tiempo de tránsito, es decir, el período promedio que una carga requiere para ser movilizada desde un punto de origen hasta su destino, se reduce con esta nueva ruta a menos de 24 horas para las industrias locales. «En un mundo tan apretado como el de la logística poder contar con un servicio tan rápido es todo un lujo», apunta Ricardo Diez, responsable de Operativa de Logística Intermodal, firma dependiente del CT Burgos y creada para gestionar la explotación del Puerto Seco.

Reino Unido, Escandinavia, Países Bálticos y Alemania son los destinos que WEC Lines ha programado para sus contenedores. En el caso de los burgaleses, los primeros que se integraron en el nuevo corredor de tren iban llenos de sulfato sódico y piedras de cantera. «Queremos transportar cualquier tipo de mercancías. No nos ponemos límites a la hora de hacer cada vez más grande la zona de influencia terrestre del puerto (el conocido en el mundo de la logística como hinterland)», asegura Molenaar, que se muestra gratamente sorprendido con la diversificación de la industria burgalesa.

La capacidad contratada con el operador ferroviario privado Tracción Rail, empresa española que se encargará del viaje entre Valencia y Bilbao, es de 64 TEU (contenedores) de veinte pies o de 32 de cuarenta. Se trata de un servicio monocliente, es decir, que únicamente presta atención a las mercancías de las industrias o compañías burgalesas que trabajan con WEC Lines. No obstante, no se descarta que en un futuro se pueda abrir a otras compañías en un futuro.

En un primer momento, el tren únicamente hará parada en Villafría en el trayecto del Mediterráneo al Cantábrico, aunque desde la sede de la firma en Rotterdam (Países Bajos) no descartan hacer entrada en Burgos a su regreso desde tierras vascas próximamente.

Con paso por Madrid. La naviera neerlandesa ha priorizado contratar un servicio capaz de transportar mucha carga y con seguridad. Es por ello que han optado por emplear la ruta que pasa por Madrid en vez de otra ya abierta por Zaragoza, cuyo recorrido presenta pendientes nada compatibles con el nivel de peso que se desea poner encima de los vagones. Fruto de esa elección se fijaron en los territorios que iban a atravesar, topando con Burgos y su «muy interesante potencial industrial».

Fue la propia naviera la que llamó a la puerta del CT Burgos para tantear la posibilidad de que el Puerto Seco pudiera ser parada de esta nueva ruta. El equipo que dirige Gonzalo Ansótegui se reunió en numerosas ocasiones con los agentes neerlandeses y fruto de esas conversaciones llegó ayer el premio. Este nuevo servicio se une a otros ya en vigor como la conexión con Huelva, otra con Bilbao o la última en entrar a funcionar, la de Barcelona. Su inauguración se produjo unas semanas antes de estallar la pandemia, en febrero del 2020, y es empleada tanto para transportar mercancías al natural como otras refrigeradas.

WEC Lines, fundada en 1973, posee en estos momentos una capacidad de transporte semanal de 853 TEU. En los últimos meses ha incrementado de manera notable sus conexiones desde Bilbao con Reino Unido, concretamente con un servicio con escala directa con el puerto de Thamesport.

ARCHIVADO EN: Valencia, Bilbao, Burgos, ADIF