scorecardresearch

Europa da 2,2 millones a Villarcayo para vehículos eléctricos

A.C.
-

Ha logrado una de las primeras ayudas para proyectos de energía limpia en municipios de menos de 5.000 habitantes y se lleva un 7% de los fondos asignados este año a Castilla y León en el programa DUS 5000

Una parte de la flota municipal de Villarcayo que dejará atrás los combustibles fósiles. - Foto: A.C.

El pasado 5 de noviembre, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Villarcayo se instalaron cinco equipos informáticos, que atendían cinco personas, entre ellas el alcalde, Adrián Serna, para que en el momento en que se abriera el plazo de solicitud de las ayudas europeas del programa DUS5000 destinadas a proyectos de energía limpia para municipios de menos de 5000 habitantes, los cinco proyectos de Villarcayo lograran la mejor posición, puesto que las ayudas se concedían por orden de llegada, siempre que se cumplieran todas las exigencias. La petición de Villarcayo para renovar casi todo su parque móvil y sustituirlo por veinte vehículos eléctricos entró a las dos horas de abrirse el plazo y fue la número 28 de España. Apenas tres horas después ya había casi 500 solicitudes. Hace pocos días, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) confirmó al Consistorio una ayuda de 2,2 millones, el 85% de una inversión total de 2,6 millones. 

Serna, el teniente alcalde, Jesús Argüelles, y la teniente alcalde, Natalia Fernández, no podían ocultar ayer su alegría ante este logro de un Ayuntamiento que ha captado 2,2 de los 32 millones del DUS5000 reservados este año para Castilla y León. «Para nosotros es una alegría inmensa conseguir apoyo para este proyecto», manifestó el regidor que ya en marzo de 2021 comenzó a preparar la carrera por los Next Generation.

El Ayuntamiento villarcayés acumulaba años de antigüedad en una flota que en 2020 le supuso un desembolso de 100.800 euros en reparaciones y en 2021, otros 102.000 euros. Los camiones de recogida de basura ya necesitaban recambio, pero más aún el camión de jardinería, con 35 años de antigüedad. Otros vehículos acumulaban 20 ó 25 años de rodaje. Además del ahorro en las facturas del taller, la nueva flota reducirá la del diesel y la gasolina. Con los precios de noviembre de 2021 tanto del combustible fósil como de la electricidad, el gasto anual estaba previsto que se redujera de 55.400 a 13.900 euros. Ahora han subido ambas energías, pero seguirá produciéndose un ahorro económico y el planeta seguirá ganando, porque las emisiones de CO2 que realizaban los vehículos municipales, con una media de casi 9.000 kilómetros anuales cada uno, bajarán de 108.370 a 35.426 kilogramos.

La ayuda de fondos europeos que canaliza el IDAE, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, posibilitará estrenar tanto camiones de recogida de residuos, barredora y vehículos de todo tipo para los departamentos de electricidad, aguas, albañilería o jardinería. Para completar este proyecto serán necesarios ocho cargadores ultrarrápidos que suministren electricidad a los vehículos. Su coste se sitúa entre 350.000 y 400.000 euros y el equipo de gobierno solicitará ayudas que cofinancian hasta el 90%, pero en caso de no lograrlas serán sufragados con el presupuesto municipal. 

Se instalarán en diferentes puntos de la localidad para aprovechar la electricidad sobrante de las placas solares fotovoltaicas que se proyecta instalar en ocho edificios municipales. Esa es otra de las iniciativas que se presentó al DUS 5000 y está pendiente de respuesta. Además de la ayuda a los coches eléctricos, el DUS5000 también ha confirmado a Villarcayo 83.822 euros de una inversión total de 98.600 para sustituir a led las 106 farolas de la cuarta fase del polígono.