scorecardresearch

La Diputación ha suministrado ya más de 900.000 litros de agua

FERNANDO TRESPADERNE
-

La mitad se llevaron el pasado mes de julio a siete localidades y la previsión es que en los próximo días se incremente notablemente la demanda, cuando otros años el pico se registraba en septiembre

Imagen de archivo de un camión cisterna cargado de agua, estampa habitual desde hace décadas en la provincia. - Foto: Alberto Rodrigo

«Este año comenzamos a suministrar agua en camiones en el mes de junio cuando otros años lo normal era empezar con estas asistencias en agosto y tener la mayor demanda en septiembre. La situación es preocupante» manifiesta Ramiro Ibáñez, diputado provincial responsable de la Comisión de Fomento, quien apunta que en lo que va de año se han llevado a distintos municipios unos 900.000 litros de agua, de los que casi la mitad han sido para Castrojeriz que, un año más, requiere de este suministro en cisternas para garantizar el abastecimiento a una población que se incrementa de forma notable en verano.

Solo el mes pasado, la institución provincial gestionó el transporte de 12 camiones cisternas a Castrojeriz. Además, en ese mes también se realizaron tres viajes a Pedrosa de Duero, otros dos a Olmillos de Sasamón y tres a Hinojar de Cervera, localidad que pertenece al municipio de Santo Domingo de Silos. También requirieron suministro en camiones, indica Ibáñez, Pedrosa de Río Urbel, Villarmero, Santa Cruz de Juarros y Arenillas de Río Pisuerga. En total, en julio se gestionaron 25 viajes, mientras que ya en junio se hicieron otras 15 asistencias, varios de ellas a los mismos pueblos.

Por lo que respecta a este mes de agosto, en que se incrementa notablemente la población en todos los pueblos, ha comenzado con cuatro viajes (dos a Santa Cruz de Juarros, uno al albergue de Castrojeriz y otro a Hinojar de Cervera).

A la pertinaz sequía, que se está haciendo notar en especial en la zona sur de la provincia y que es el motivo principal de la contratación de camiones cisterna, hay que sumar otras circunstancias que obligan a llevar agua a algunas localidades, como por ejemplo averías en las conducciones e incluso la contaminación de algún depósito o acuífero por la sequía.

a peor. La situación generada por la sequía en la provincia, a la vista de las previsiones meteorológicas, indica Ibáñez, «es que vaya a peor y estamos preparados para atender las demanda de los alcaldes», afirma el diputado, a la vez que recuerda que las cisternas «en principio se cargan en Burgos y después nos auxiliamos de los pueblos vecinos, si están en buena situación». Este servicio, recuerda Ibáñez, se realiza a la demanda, «y la Diputación está lista para dar respuesta».