scorecardresearch

La cantera pisa fuerte

C.P.
-

El Nissan Grupo de Santiago, filial azulón, ocupa la segunda plaza de su grupo con un equipo muy joven en el que sobresalen los burgaleses Ángel Infante y Alberto Alonso

La cantera pisa fuerte - Foto: Luis López Araico

El Nissan Grupo de Santiago, filial del San Pablo, lo está bordando esta temporada en la Liga EBA, cuarta categoría del baloncesto nacional. Con una plantilla muy joven y sin la presión que exigen los resultados, se ha destapado como una de las revelaciones de su grupo. Ocupa la segunda posición, solo por detrás del USAL Salamanca, y cuenta con un balance de 11 victorias y cuatro derrotas. Mucha culpa de ese éxito la tienen los burgaleses Ángel Infante y Alberto Alonso, líderes de una cantera que crece año tras año.

El gran objetivo del filial azulón está muy lejos del resultadismo que suele primar en el deporte. El foco de este equipo está puesto en formar jugadores para que desarrollen sus habilidades al máximo. Esta campaña ese proceso de formación está siendo acompañado por muy buenas sensaciones dentro de la pista y solo el nuevo formato motivado por la pandemia impedirá a la escuadra castellana luchar por el ascenso. Habitualmente, suelen pelear por subir los dos primeros, pero el coronavirus ha provocado un cambio en el sistema de competición y solo lo hará el líder.

Aunque el objetivo no era ascender, Miguel Ángel Segura, directivo de la cantera del San Pablo, admite que «participar en esa fase de ascenso hubiese sido una experiencia muy buena para la plantilla» porque se hubiera medido en partidos de nivel contra escuadras que luchan por estar en LEB Plata.

La cantera pisa fuerteLa cantera pisa fuerte

Las matemáticas todavía le dan opciones al Grupo de Santiago, pero se tendría que dar una carambola casi imposible para arrebatar el liderato al conjunto charro. Tampoco es algo que preocupe en el seno del club porque no es el plan a seguir. Es más, Segura afirma que están encantados con el rendimiento del plantel este curso porque «el trabajo es excelente tanto a nivel de crecimiento deportivo de los jugadores como a nivel de resultados».

Los nombres que sobresalen por encima del resto son los de Ángel Infante, Alberto Alonso y Kareem Queeley. Los tres han debutado con el primer equipo y suelen formar parte de sus entrenamientos. De hecho, Alonso y Queeley no pudieron participar en la victoria (77-70) del pasado fin de semana ante el Cantbasket04, tercer clasificado, al estar confinados por el brote de covid-19 en el San Pablo.

Su ausencia debía notarse porque son los dos jugadores más valorados del filial, pero los pupilos de Eduardo Martínez se las apañaron para llevarse un triunfo que les asienta en la segunda plaza. En ese envite, Infante fue el más destacado con 21 puntos y 25 créditos de valoración. También brillaron Bartolomé (19 puntos) y Grinbergs  (14), otras dos jóvenes promesas que poco a poco van haciendo su camino. «Somos un equipo muy joven, con varios jugadores júniors, y el rendimiento está siendo excelente», concluyó Segura, orgulloso de la labor que se está realizando en la cantera.

Los números. La estadística pura y dura sitúa a Alonso como uno de los grandes referentes del Nissan Grupo de Santiago. Promedia 17.8 puntos, 10.2 rebotes y 22.1 de valoración por encuentro. No se quedan atrás Infante y Queeley, ambos con más de 18 puntos de media por encuentro y en torno a los 20 de valoración. Por último, no hay que olvidar a los júniors, entre los que destaca el letón  David Grinbergs.