scorecardresearch

En la ruta de La M.O.D.A.

I.L.H.
-

Memocracia actúa en las 6 citas madrileñas de La Maravillosa Orquesta del Alcohol. Con nuevo disco a punto de salir, la banda publica hoy el primer videoclip de su segundo trabajo

«Es una locura», afirma Gabriel Román, batería de Memocracia, sin terminar de creérselo. La banda burgalesa ha sido invitada como telonera por sus paisanos de La M.O.D.A. para los conciertos que darán en la sala La Riviera de Madrid los días 17, 18, 19, 24, 25 y 26 de febrero. «Vamos a tocar en seis días delante de más gente que si sumamos los más de setenta conciertos que hemos dado», apunta reconociendo la importancia de estar en la ruta de La Maravillosa Orquesta del Alcohol. El aforo de la sala madrileña es de 1.800 espectadores y ya están agotadas las entradas para algunos jornadas, así que podrán escuchar a Memocracia cerca de 11.000 personas.

«Tenemos una muy buena relación con ellos desde hace años, pero no nos lo esperábamos. Son los conciertos más importantes que tenemos, lógicamente, y hemos multiplicado por cuatro todo el trabajo para mejorar lo máximo posible. En Madrid habremos tocado unas ocho veces, pero no en una sala como esta y con el empujón de una banda como La M.O.D.A. Algo así no te lo esperas. ¡Es la leche!», añade con el subidón en el cuerpo. 

La invitación no podía llegarles en mejor momento, con un segundo disco a punto de salir y el primer adelanto, en forma de videoclip, que hoy mismo ha visto la luz a las 15 horas. El disco se llama Que alguien haga algo y en una de las canciones, Aprender a morir, colabora David Ruiz, cantante de La M.O.D.A. precisamente. 

De izda. a dcha: Alejandro García, Gabriel Román, Germán Alonso y Diego Moral. De izda. a dcha: Alejandro García, Gabriel Román, Germán Alonso y Diego Moral.

El tema que han lanzado este viernes es San Macaro, grabado en Santa María del Campo entre tractores «con el que queremos visibilizar el entorno rural de Castilla». «Hemos buscado la sencillez y diversión que el entorno puede aportar y lógicamente ha sido de gran ayuda que mi padre sea agricultor». La canción en sí habla de un barco que deben construir para sobrevivir a unas inundaciones (y que cada cual lo interprete como quiera).

Con un estilo que en este segundo compacto fusiona su punk-rock con otros géneros como funky, metal, country o jazz, el 4 de febrero publicarán el videoclip de Ligirofobia (miedo a los globos). Grabado en el mismo pueblo y junto al castillo del siglo XIV de Mazuelo de Muñó, «representa un poco la oscuridad y la mente partida».

El tercer videoclip se titula Venga, venga, fiesta, fiesta y lo grabarán este mismo fin de semana en el hotel Ciudad de Burgos: «En este tema queremos representar el ocio de los jóvenes, con la fiesta como válvula de escape pero dándole la vuelta a la tortilla al decir que tampoco eso te va a salvar. También es un modo de decir que a nosotros nos gusta tocar y dar el máximo independientemente de la gente que acuda a vernos».

En el disco hablan también «de la desinhibición y de no pensar mucho las cosas, por un lado, y del ego, hacerte daño, las redes o el tiempo que no se invierte en lo realmente importante, por otro».