scorecardresearch

14.000 euros de beca para una investigadora de Atapuerca

G.G.U.
-

Es el tercer año que Cecilia García-Campos recibe fondos de la entidad para avanzar en el estudio de rasgos diferenciales entre hombres y mujeres en la dentición, así como las causas

La doctora Cecilia García-Campos ha obtenido resultados con aplicación en Antropología y Ciencias forenses. - Foto: Valdivielso

El director general de Cajaviva Caja Rural, Ramón Sobremonte, y uno de los vicepresidentes de la Fundación Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, renovaron ayer el acuerdo mediante el cual la entidad financia una beca de investigación para jóvenes vinculados a las excavaciones en los yacimientos. La aportación es de 14.000 euros y, por tercer año, la beneficiaria es la doctora en Paleontropología  Cecilia García-Campos, que está inmersa en una línea de investigación novedosa, para hallar rasgos diferenciales entre hombres y mujeres en dientes y estructuras dentales, así como cuales son las causas que los provocan.

García-Campos agradeció el apoyo -«la financiación privada es muy importante para retener talento joven»- y explicó que la línea de trabajo a la que se dedica comenzó hace ocho años, con su tesis: 'Caracterización de los tejidos dentales de los caninos permanentes de las poblaciones actuales y del Pleistoceno de la sierra de Atapuerca (Burgos) mediante microtomografía computarizada'. Entonces el objetivo era «hallar rasgos diferenciales» en los dientes entre hombres y mujeres, de forma que con las piezas dentales se pudiera determinar el sexo del sujeto al que pertenecieron. Algo que pudo potenciar con los avances tecnológicos para obtener resultados muy prometedores no solo en el campo de la Antropología, sino también en el de las ciencias forenses.

La investigadora ahora está en una fase postdoctoral, en la que se buscan diferencias en la estructura de los dientes y cómo y por qué se producen. «Generalmente, por cambios hormonales», dijo ayer, tras la firma del convenio.

Hace catorce años que Cajaviva Caja Rural inició esta colaboración con la Fundación Atapuerca y, según Sobremonte, estiman que en ese tiempo han apoyado el trabajo de «unos 16 investigadores». Tanto el director general de la entidad bancaria como Bermúdez de Castro destacaron que los restos arqueológicos no tendrían valor alguno si no fuera por la información que se ha obtenido a partir del estudio que sucede a cada fósil recuperado.

Y dentro de ese capítulo, los tres subrayaron la importancia de potenciar el trabajo de los investigadores jóvenes. En esta campaña hay ocho investigadores con becas de la Fundación Atapuerca.