Los bonos al consumo se podrán solicitar el 12 de octubre

J.M.
-

Cada persona podrá acceder a un cupón de 50 euros y tendrá que abonar 30. Debe ser mayor de 18 años y es obligatorio gastarlo antes del 25 de noviembre

La medida pretende ayudar a la hostelería y el comercio. - Foto: Christian Castrillo

La Junta de Gobierno Local aprobó esta semana la bases de la campaña de los bonos al consumo para el comercio y la hostelería con el objetivo de que estos cupones puedan estar ya en poder de los burgaleses a partir del próximo 12 de octubre. Así lo avanzó este miércoles el concejal socialista, Leví Moreno, quien añadió que los bonos, de 50 euros, se podrán utilizar entre esa fecha y el 25 de noviembre en los negocios que se sumen a la iniciativa. 
Los dos únicos requisitos para poder optar a los bonos serán el de ser mayores de 18 años y estar empadronado en la capital burgalesa. Los interesados deberán de registrarse en una plataforma de internet (una aplicación) que se tiene previsto contratar en los próximos días o semanas, introducir su DNI y abonar 30 euros. El Ayuntamiento, por su parte, pone los otros 20 euros restantes.
Moreno detalló que cada persona solo tendrá acceso a un bono y concretó que estos se dividirán en cupones de 10 euros (5 en total) para que se puedan realizar compras más pequeñas.
El motivo de acotar la campaña al periodo comprendido entre el 12 de octubre y el 25 de noviembre obedece a que esa es una época en la que se ralentiza el consumo tanto en la hostelería como en el comercio. Después ya viene el famoso ‘Black Friday’ y casi inmediatamente después viene la Navidad y la temporada de Rebajas, momentos en los que tradicionalmente crece la clientela.
Aunque en un principio se abrió el debate sobre la posibilidad de acotar los bonos a personas con las rentas más bajas, finalmente se ha pensado que también aquellos con unos ingresos más desahogados pueden contribuir a incentivar el consumo.
En este momento se trabaja para poder contratar la plataforma que haga viable la venta de estos bonos y la idea es que se vayan reservando por el orden en el que se realicen las solicitudes hasta que se agoten los fondos.
El Ayuntamiento aportará con esta medida, que propuso durante el estado de alarma la Cámara de Comercio, 675.000 euros. Pero en la práctica, tal y como explicó Moreno, se propiciará un consumo por valor de algo más de 1,7 millones de euros gracias al dinero que también tendrán que poner los ciudadanos.
Aproximadamente 10 o 15 días antes de que se ponga en marcha la iniciativa se admitirán las solicitudes de los negocios que quieran sumarse a la iniciativa. Aunque el plazo no es muy extenso, el concejal afirmó que es suficiente para que se apunten.

Ayudas de emergencia. También la Junta de Gobierno aprobó las bases de las ayudas de emergencia para los negocios de hostelería. Cada negocio, siempre y cuando demuestre una caída de su facturación por la pandemia y no supere los 9 o 10 empleados en plantilla, podrá optar a un máximo de 1.000 euros. Eso sí, seguramente la cuantía será sensiblemente inferior ya que esta iniciativa cuenta con 300.000 euros.
Cabe recordar que el Ayuntamiento ha aprobado recientemente otras ayudas muy similares para el sector del comercio aunque en este caso, al ser mayor el número de establecimientos, la partida se eleva hasta los 550.000 euros.
Moreno se refirió también a las ayudas al alquiler para pymes y autónomos y aventuró, tras un notable retraso respecto a los plazos inicialmente previstos, que se ingresarán el próximo mes de octubre.
Los técnicos las han resuelto ya tras un complicado trabajo en el que han tenido que reclamar abundante documentación y una vez que se resuelvan las alegaciones se podrá proceder ya al pago.
Todas estas medidas se pactaron el pasado mes de abril.