scorecardresearch

La obra pública crecerá un 18% a la espera de los fondos UE

SPC
-

El presidente de los Contratistas calcula que las adjudicaciones se elevarán hasta los 880 millones y considera «privilegiado» al sector durante la pandemia

El presidente de la Cámara de Contratistas, Enrique Pascual, durante la presentación del balance - Foto: Rubén Cacho ICAL

La adjudicación de obra pública en Castilla y León se incrementará este año hasta los 880 millones de euros, frente a los 747 millones con los que cerró 2020, lo que representa una subida del 17,8%, a la espera de la llegada de los fondos Next Generation de la Unión Europea, cuyos efectos no comenzarán a notarse hasta el segundo o tercer trimestre de 2022, según adelantó ayer el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, que lamentó el retraso en la tramitación de estas ayudas europeas por parte del Gobierno. Pascual, que presentó el balance en la Comunidad durante 2020 y las previsiones para 2021, tildó de «inexplicable e inaceptable» el retraso de la tramitación de estas ayudas europeas, a la vez que lamentó la mala gestión y la falta de transparencia del Gobierno, dado que todos los expertos coinciden en destacar que son la inyección que necesita la economía española para comenzar su recuperación. No obstante, aseguró que cuando estos fondos lleguen a España y a Castilla y León, la «economía chutará para arriba de forma contundente».

La previsión de licitación alcanza este año los 1.160 millones, frente a los 899 del pasado año, lo que supone una subida del 29%, mientras que la adjudicación pasará de 747 a 880 millones. De este montante, 420 millones corresponden a la Administración Central, 260 millones a la Junta y 200 a administraciones locales. Dentro del Gobierno, el Ministerio de Transporte volverá a concentrar casi el 80% de la inversión. En cuanto a la Junta, la Consejería de Fomento se situará en cabeza con casi el 40%, por delante de Agricultura (19,7%) y Economía y Hacienda y Sanidad, que superan el 15% en ambos casos.

Mientras tanto, el avance provisional de los datos de licitación acumulados de enero al mes de mayo de este año suma un total de 512 millones de euros en Castilla y León, con una variación positiva del 18,9% respecto al mismo periodo del 2020. En este sentido, Enrique Pascual aseguró que el Gobierno deberá justiciar como su licitación cae en la Comunidad casi un seis por ciento en los primeros cinco meses del año con relación a 2020, cuando la actividad económica se paralizó desde mediado de marzo por el estado de alarma.

35.000 empleos

Pascual cifró  en 35.000 los empleados que el sector de la construcción, incluido el de obras públicas, necesita incorporar en los dos próximos años en la Comunidad, a la vez que advirtió que de esta falta de mano de obra y el incremento desorbitado del precio que están experimentando las materias primas puede poner en riesgo el cumplimiento de ciertos contratos. El presidente de la Cámara hizo un llamamiento a los jóvenes para que se interesen por un sector muy modernizado y que en los próximos años experimentará un gran crecimiento que estará acompañado de mucha estabilidad. Además, también apuntó que se pretende incorporar a muchas mujeres, que ahora solo representan el ocho por ciento.