Los ciberdelitos se duplican en solo dos años

David Alonso
-

Castilla y León pasa de 4.500 a más de 8.000 infracciones penales en la red entre 2016 y 2018, mientras que las víctimas se acercan a 6.000, la mayoría por estafas con tarjetas de crédito, que rozan las 10 diarias

Los ciberdelitos se duplican en solo dos años

La creciente exposición a las nuevas tecnologías de la información ha abierto un sinfín de oportunidades económicas, laborales, sociales y culturales a la población, que cada día que pasa tiene una mayor dependencia, en ocasiones forzada, a Internet. Una situación que, de la misma forma, ha supuesto una nueva fuente de ataques para los delincuentes, que, al mismo ritmo que la sociedad, están adaptando sus planteamientos criminales a las nuevas formas de comunicación. Y así lo confirman las cifras, con un exponencial repunte de los ciberdelitos en Castilla y León, que en los dos últimos años se han duplicado en la Comunidad, hasta alcanzar los 8.050 en 2018 –último año con cifras oficiales del Ministerio delInterior–. Lejos quedan los poco más de 2.000 casos que se registraron en 2012, cuando la incipiente sociedad 2.0 comenzaba a colarse en los móviles y tabletas de los castellanos y leoneses.
Una retahíla de casos que revela casi una veintena de ciberdelitos al día solo en laComunidad, es decir, prácticamente, cada hora se produce un sucesos a través de Internet en la región. Una abrumadora cifra que, por el contrario, está desbordando y sobrepasando a las autoridades, toda vez que en 2018 apenas quedaron esclarecidos uno de cada cinco los casos. Según las cifras que maneja Interior, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad delEstado solo esclarecieron 1.841 casos de los más de 8.000 registrados, el 23 por ciento del total, muy lejos del 45 por ciento resueltos en 2014 o el 52 por ciento de 2011. Las avanzadas técnicas utilizadas por los piratas informáticos, que logran realizar sus delitos mediante servidores fantasma o en países lejanos para no dejar rastro, dificultan de sobremanera la resolución de estos casos por parte de la Justicia.
Como no podía ser de otra manera, al calor del aumento de los ciberdelitos también se han disparado las cibervíctimas, con casi 6.000 en 2018, más del doble que tres años antes. De estas, apenas el dos por ciento, algo más de un centenar, eran menores de edad. Llama la atención que mientras el volumen total de víctimas de ataques online se ha multiplicado en Castilla y León, la cifras de menores de 18 años que han sufrido estos delitos se mantiene estable en los 100 casos desde hace casi un lustro.
Tarjetas de crédito.

Un escaso número de menores afectados que, por otra parte, concuerda con los principales ciberdelitos registrados por elMinisterio delInterior dentro del territorio autonómico, donde las estafas a tarjetas de crédito son el botín más buscado por los piratas online, mediante el cual los malhechores consiguen copiar, clonar, o simplemente los datos online de una cuenta mediante técnicas de phishing para después realizar cargos y compras a la misma sin dejar rastro. De hecho, este tipo de ataques suponen ya cuatro de cada diez ciberdelitos en la Comunidad, con más de 3.200 casos en 2018. Una cifra que triplica los ataques sufridos por los castellanos y leoneses tres años antes, y que dejan un balance de diez estafas a tarjetas cada día. Una modalidad de ciberdelito que también acumuló otros 2.800 casos en otros tipos de estafas en la Comunidad, y otros medio millar solo en casos bancarios. Unos ataques que, en la mayoría de los casos, quedaron impunes, toda vez que las Fuerzas de Seguridad apenas pudieron esclarecer el 15% de los casos, con algo más de un millar de ellos.
Las amenazas en la red fueron el tercer formato que más denuncias recogió, con más de 700; mientras que se registraron 38 casos de pornografía infantil; y otros 13 de intento de contacto sexual con menores de 16.