100.000 euros al ganador del concurso de ideas Burgos Río

C.M.
-

Se trabaja ya en las bases para poder sacar la convocatoria antes de que concluya el año

Las propuestas deben plantearse para el recorrido urbano desde la Universidad hasta Capiscol. - Foto: Alberto Rodrigo

El proyecto Burgos Río, que Ciudadanos impuso al PSOE para aprobar el Presupuesto municipal de 2020 sigue adelante, ya está en marcha. De hecho, se están perfilando las bases del concurso internacional de ideas, que se quiere convocar antes de que acabe este año para que quede resuelto a lo largo de 2021. La convocatoria tendrá un coste de 225.000 euros y el ganador recibirá 100.000 euros. 
La actuación afectará los casi 5,5 kilómetros entre el puente de la Universidad y el de Capiscol aunque también se incluirá en las bases que llegue hasta los alrededores de la playa debido a que está zona es una de las más usadas por los burgaleses en la actualidad. 
Según explicó el portavoz de Ciudadanos, Vicente Marañón, el concurso tendría dos fases. En la primera, los estudios de arquitectura deberán presentar bocetos con las ideas a desarrollar en este entorno. Un jurado seleccionaría las cinco mejores ideas, que pasarían a la segunda fase y tendrían que presentar un presupuesto estimado de la actuación y las fases de actuación. 
De esa cinco ideas saldría el ganador, cuyo premio sería de 100.000 euros. También habría dotación económic a para el segundo (50.000 euros), el tercero (25.000)y se otorgarían dos accésit de 10.000 euros cada uno. «El objetivo es que el grueso de la dotación económica, 225.000 euros, vaya a los premios para incentivar la participación, dado que en la segunda fase es necesario presentar maquetas y recreación. Una pequeña parte de la partida irá destinada a financiar el viaje de los cinco seleccionados en la primera fase a la ciudad para que conozcan este entorno».
Marañón explicó que las cinco ideas pasarán a ser propiedad del Ayuntamiento aunque la ganadora se tendrá que comprometer a su materialización. «Nos interesa dar la mayor difusión a este concurso, dado que es un proyecto ambicioso de ciudad».
Todas las propuestas arquitectónicas tendrán que tener tres ejes: preservar la flora y la fauna del río Arlanzón, integrar el río en la vida de la ciudad para que sea accesible y los burgaleses disfruten de él y que el coste sea «competitivo». «No se busca una actuación descomunal sino dar soluciones fáciles y sostenibles que mejoren la accesibilidad del río», añadió. 
También plantearán que se ubique en el tramo del Arlanzón que se considere más idóneo la denominada ‘casa del agua», un centro de interpretación del río para divulgar la flora, la fauna y su biodiversidad. «Todas las actuaciones estarían supervisadas por la Confederación Hidrográfica del Duero. En ningún momento se interviene el cauce del río sino en el entorno». 
Una vez concretadas las bases, se publicarán en revistas de arquitectura y páginas web internacionales de urbanismo. «Es un reto muy interesante el poder intervenir en este espacio urbano para los estudios de arquitectura pero también es una campaña importante de promoción para la ciudad».