Bridgestone reparte mil mascarillas a los hijos de empleados

DB
-

La iniciativa se enmarca dentro de la campaña 'Yo también me cuido' e incluye la realización de un collage con fotografías de los padres e hijos llevando las mascarillas

La planta burgalesa repartirá mascarillas higiénicas reutilizables diseñadas para menores de entre 3 y 12 años. - Foto: Bridgestone

La planta de Bridgestone en Burgos, mediante la campaña ‘Yo también me cuido’, reparte de forma gratuida mascarillas infantiles entre los hijos de los trabajadores de la factoría. Posteriormente, según explicaron en un comunicado de prensa, tendrán la posibilidad de enviar una instantánea con ella puesta, para colocarla en un panel instalado en la fábrica a modo de collage gigante.
"Se trata de una forma divertida y amable de tener un detalle con nuestros trabajadores en este momento tan difícil que estamos viviendo, a la vez que concienciamos de la importancia de tomar esta medida de prevención básica", indica la directora de Recursos Humanos de la planta de Bridgestone en Burgos, Sonia Franco, que a su vez subraya la importancia de "ser conscientes de que una mascarilla no solo te protege a ti, sino a mí y entre todos protegemos a nuestras familias".

Así, la compañía repartirá entre su plantilla con menores al cargo 1.000 unidades de mascarillas higiénicas reutilizables diseñadas para menores de entre 3 y 12 años, similares a las de los adultos, pero de su talla. Estas han sido fabricadas con tejido Elsanek, que es el utilizado para fabricar la ropa de los quirófanos y además son lavables hasta 90 grados en lavadora. 

Bridgestone frente a la COVID-19. La compañía está muy concienciada con la situación actual y preocupada por la salud y la seguridad de sus trabajadores. Por ello puso en marcha una serie de medidas sanitarias para prevenir contagios, siempre alineadas con los protocolos de prevención de riesgos laborales y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias para garantizar la distancia física y la protección de su plantilla. 

La empresa sigue supervisando de cerca la situación y acatando el asesoramiento de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como las regulaciones gubernamentales de los países en los que opera.