Vocación por la investigación

B.G.R.
-
Vocación por la investigación - Foto: J.J.M

El catedrático de Medicina y Microbiología Adolfo García- Sastre reivindica la figura de los científicos y una mayor inversión en investigación en su discurso como nuevo doctor honoris causa de la Universidad de Burgos

El biológo y experto en virología Adolfo García-Sastre ha sido investido esta mañana doctora honoris causa por la Universidad de Burgos en una ceremonia celebrada en el Aula Magna del Hospital de Rey en la que estvo acompañado de familiares y amigos de la infancia. Nacido en Burgos en 1964, este científico de referencia mundial en el estudio de la gripe y otros virus reivindicó en su discuso la figura del investigador, alguien que “necesita una vocación fuerte, pasión, perserverancia, mucho trabajo y suerte”.

García-Sastre instó a los gobiernos a invertir en ciencia, algo que, según subrayó, se “ha debilitado durante los últimos años”. En este sentido, lamentó que en un país como España, con muy buenos profesionales, “falten luego las subvenciones necesarias para mantener en la investigación de los jóvenes formados aquí e incluso a los equipos existentes”.

Residente en Nueva York desde hace 28, el nombramiento de este científico permitirá a la UBU iniciar vías de colaboración con la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva en la que trabaja como profesor y el Instituto de Salud Global que dirige.