scorecardresearch

"Nos hemos dejado unos puntos que podemos echar de menos"

Roberto Mena
-

Unai Elgezabal, jugador del Burgos CF, destaca las buenas sensaciones del vestuario blanquinegro tras los últimos partidos, tan positivas que lamenta el parón de la competición

Unai Elgezabal. - Foto: Christian Castrillo

El defensor vizcaíno de 27 años es una de las piezas fundamentales en el esquema blanquinegro. Forma parte de la columna vertebral de un Burgos CF que destaca por su solidez, sobre todo en posiciones interiores. Ha formado una sobresaliente pareja junto a Zabaco en el eje de la defensa y se ha convertido en uno de los destacados. Insiste en el «partido a partido» y destaca las buenas sensaciones que el propio vestuario siente después de los últimos partidos. Tan positivas han sido que, por paradójico que parezca, a Unai Elgezabal le hubiera gustado que las vacaciones se hubieran retrasado. «Da pena dejar de jugar ahora», señala el defensor.

¿Qué valoración hace de esta primera parte de la temporada?

Estamos en una línea ascendente, sobre todo en cuanto a sensaciones. Con este formato cualquier error se paga caro y la primera jornada en Valladolid, en la que fuimos superiores, pagamos caros los escasos fallos que tuvimos. Empiezas  con una dinámica negativa y cuesta darle la vuelta. Creo que la valoración es positiva, sobre todo por las sensaciones que hemos tenido en los últimos partidos. Llega el parón en nuestro mejor momento y te da hasta pena porque iba todo muy bien. Estamos en una buena situación, pero siempre queremos más y creo que nos hemos dejado unos cuantos puntos por el camino que los podemos echar de menos.

¿Cuánto daño hizo la derrota en Valladolid?

Comenzar la Liga con buen pie es fundamental y con este formato aún más. A nada que hubiéramos tenido un poco acierto podíamos habernos ido al descanso con una clara ventaja. Pero al final pierdes hasta ese punto y te vas con una sensación muy mala. Nos dolió mucho por cómo fue el partido, por comenzar con mal pie. Pero creo que le hemos dado la vuelta, aunque insisto en que hay puntos que se nos han quedado en el camino y que siendo justos hubieran plasmado de mejor manera lo que ha plasmado el equipo sobre el campo.

Podría ser mejor, pero ¿acabar el año empatado con los dos primeros se puede considerar una buena situación?

Estamos contentos por la zona en la que estamos, por haber pasado en además de compararnos con los de nuestro subgrupo también hay que mirar a otros rivales y cuanto más sumes servirá para afrontar la siguiente fase en una mejor situación. Cada fin de semana es fundamental y cada partido hay que tomarlo como una final.

Por contradictorio que parezca, ¿le ha dado pena que llegaran las vacaciones?

Es un poco irónico porque tienes ganas de desconectar, pero da pena dejar ahora de jugar cuando tenemos las mejores sensaciones desde que hemos comenzado la Liga. Teníamos una dinámica muy buena, con un punto de confianza alto. Aunque ahora lo que toca es desconectar y cargar pilas, porque ahora viene lo más duro y lo más bonito.

¿El único pero es que falta puntería?

Es verdad que si no hubiésemos generado ocasiones tendríamos un punto más de preocupación, pero creo que estamos teniendo oportunidades y por poner un único pero nos está faltando cerrar los partidos, tener esa eficacia dentro del área que nos haría crecer tanto colectiva como individualmente. Creo que es cuestión de rachas, vamos a mejor y seguro que la puntería mejorará con el paso de los partidos.

¿El margen de mejora del equipo sigue siendo importante?

Es algo que hemos comentado en el vestuario. Estamos en el buen camino, aunque si algo caracteriza a la plantilla es la ambición que tiene y las ganas de mejorar día a día. Estamos haciendo un buen papel, pero queremos más. Eso es lo bueno, no nos conformamos y sabemos que podemos ir a más.

¿Qué espera de 2021?

Lo único que espero es ganar la eliminatoria de Copa y el primer partido de Liga. Aunque parezca un tópico mirar a corto plazo es el camino. Cada fin de semana es una final y el día a día es el que nos va a colocar en una buena situación. Nos equivocaríamos si empezados a hablar de cosas a largo plazo. Tenemos los pies en el suelo. Ahora toca desconectar y llegar con las pilas cargadas, porque tendremos partidos muy duros y este equipo está preparado para hacer algo bonito que la ciudad y el club lo merecen.

¿Satisfecho en lo personal?

Sí. El nivel es muy alto y hay mucha competencia en este equipo, que es lo que nos permite llegar al mejor nivel cada semana. En lo personal no me puedo quejar. Estoy disfrutando no solo por tener minutos, sino también por el día a día del equipo y por la piña que hemos formado. Todos  remamos en la misma dirección y eso es fundamental. Estoy disfrutando y estoy contento con mi rendimiento, pero no me conformo, quiero seguir  creciendo. Lo que quiero es dar un paso más adelante, que será bueno para todos.

¿Su adaptación ha sido tan rápida y fácil como ha parecido desde fuera?

No es fácil encontrar un vestuario con gente tan humana y tan ambiciosa. Desde el primer momento no solo el vestuario, sino el club y la ciudad me han recibido con los brazos abiertos. Por todo eso adaptarse es mucho más sencillo porque estás a gusto, disfrutas en el día a día. Estoy encantado con todo y el único pero es que no poder vivir todo esto con la afición. La situación es complicada y atípica y hasta el momento la gente no ha podido acudir al campo a empujarnos y estar junto al equipo. En Copa vimos un pequeño ejemplo de lo que puede llegar a ser y ojalá en este segundo tramo de Liga podamos volver a esa normalidad, porque nos llegará en el mejor momento para pelear entre todos y que sea un año bonito.

¿Este equipo puede pelear por todo esta temporada?

Estamos preparados en todos los ámbitos para pelear por ello. Hay unión entre todos y hay jugadores de mucha calidad en esta plantilla, pero insisto en que lo importante es ir poco a poco. Es fundamental dar la mayor importancia a cada partido. Estamos a un buen nivel, pero la gente quiere seguir creciendo y eso es fundamental para alcanzar los objetivos.