scorecardresearch

El PSOE denuncia que la política municipal de VPOse limita a «obtener dinero»

A.R. / Burgos
-

Los socialistas creen que lo lógico sería que el Ayuntamiento cediera a la Junta las parcelas que va a vender para rebajar el precio de los pisos

«El objetivo fundamental que persigue el equipo de Gobierno con la venta de 7 parcelas municipales en las que se podrán construir 227 VPO es obtener dinero». De este modo, arremetió ayer el concejal socialista AntonioFernández Santos contra el concurso que el lunes se aprobó en la Gerencia de Fomento. «Lo lógico sería ceder las parcelas a la Junta de Castilla y León, que es quien tiene las competencias en materia de vivienda, y así que se pudiera rebajar el precio de los pisos y fueran más baratos», agregó en rueda de prensa.

Sin embargo, recordó que el PP cerró el presupuesto municipal de 2012 «en falso», ya que de los 16,3  millones presupuestados para inversiones, casi 12,6 están vinculados a la enajenación de patrimonio. «Y conseguir ese dinero a día de hoy es francamente difícil, por lo que a final de año veremos otra lista de proveedores esperando a cobrar sus deudas», denunció.

De las 7 parcelas que se van a vender, cinco se ubican en el S-4 (Villímar Oeste), una en Fuentecillas y la última junto a la vieja estación. Su precio asciende a 7,7 millones de euros.

 

Victoriano Crémer

Por otro lado, Fernández Santos hizo también referencia a otro asunto al que se dio luz verde en el Consejo de la Gerencia de Fomento: la aprobación definitiva del estudio de detalle que va a permitir aprovechar 90 m2 de espacio para ampliar el centro de Educación de Adultos Victoriano Crémer, en Sanz Pastor.En este sentido, recordó cómo en su día el PPse empeñó en ubicar en este edificio un CEASy un centro de día, lo que suponía el traslado de estos alumnos al colegio San Pablo, sede de la Universidad Popular, con las críticas que ello conllevó. «Es un ejemplo de que este equipo de Gobierno funciona sin analizar previamente todas las variables».

Por último, aludió a la modificación aprobada por el PPque va a permitir que el nuevo hospital tenga 4.000 m2 para equipamiento terciario, «ya que supone dar a una empresa privada en exclusiva esa oportunidad de negocio».