scorecardresearch

Ucrania insta a la calma y a no sembrar el pánico

EFE
-

El Gobierno está listo para "cualquier intención agresiva" contra el Estado pero recuerda que la situación no es diferente a la que vive el país tras la pérdida de Crimea y califica de "presión psicológica" la presencia de tropas rusas en la frontera

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en una fotografía de archivo. - Foto: EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró hoy que "todo está bajo control" y pidió no sembrar el pánico ante la advertencia de EEUU de un posible ataque ruso la próxima semana, una eventualidad que él no pudo confirmar, y después del llamamiento de varios países occidentales a sus ciudadanos para que abandonen el país.

"Ahora es fundamental mantener la calma, consolidarse dentro del país y evitar acciones que socaven la estabilidad y siembren el pánico", señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania en un comunicado.

El ministerio que dirige Dmitro Kuleba recalcó que, desde el comienzo de la escalada por parte de Rusia, con el despliegue de más de 100.000 soldados en la frontera con Ucrania, el liderazgo del país, la diplomacia ucraniana y el Ejército "han estado haciendo todo lo posible para mantener a Ucrania estable y lista para varios escenarios y cualquier intención agresiva contra nuestro Estado".

"Como presidente tengo que decir la verdad a la población. Y la verdad es que tenemos diferentes informaciones. Y ahora el mejor amigo de los enemigos es el pánico en nuestro país. Y toda esta información solo ayuda al pánico y no nos ayuda a nosotros", dijo por su parte Zelenski, en una comparecencia en la región de Jersón, al sur del país.

Zelenski, quien supervisó los ejercicios militares ucranianos en la zona, dijo que no puede decir si Rusia atacará en los próximos días Ucrania.

"No puedo decir si estoy de acuerdo o en desacuerdo (con el análisis estadounidense). Reunimos información y la analizamos. No es tan simple y por eso no puedo dar una respuesta simple", indicó al ser preguntado por la advertencia de Washington.

Admitió que Rusia podría atacar "cualquier día", como lo hizo en 2014 en el este del país cuando Ucrania no se lo creía, pero insistió en la necesidad de "analizar toda la información que tenemos y es mucha".

"Hay demasiada información" sobre una invasión de Rusia en Ucrania, dijo, antes de instar a todos aquellos que tengan certeza sobre una nueva agresión rusa a que le proporcionen esos datos.

"Si usted u otras personas tienen información adicional sobre una invasión al 100% (certera) de Ucrania por parte de la Federación Rusa proporciónenme esa información", dijo.

El diario estadounidense Político afirmó que EEUU ha dicho a sus aliados que Rusia comenzará un ataque tan pronto como el próximo día 16.

"Tenemos en cuenta toda la información y la agradecemos, pero tenemos que analizar bien cualquier dato, evaluar los riesgos", subrayó.

"Esto no comenzó ayer, esto comenzó en 2014, de manera que estamos preparados", enfatizó.

"Tenemos que confiar en nuestra propia fortaleza. Entendemos que estas cosas pueden ocurrir sin aviso, de manera que lo más importante es que estemos preparados para todo. En eso trabajamos exactamente. Estamos listos para cualquier paso de cualquier lado, desde cualquier frontera", aseguró.

 

Una situación similar a la de 2014

Ucrania ha afirmado en los últimos días que la situación no es diferente a la que está acostumbrado el país desde 2014, cuando Rusia se anexionó la península de Crimea y comenzó a apoyar a los separatistas prorrusos en el este ucraniano.

Esta misma semana Zelenski calificó de "presión psicológica" el movimiento de tropas rusas y los ejercicios ruso-bielorrusos en territorio de Bielorrusia.

"Gracias a las recientes decisiones del presidente, el Parlamento y el Gobierno, además de la asistencia de los socios (internacionales), Ucrania ha fortalecido aún más su capacidad para proteger la seguridad del Estado y de los ciudadanos ucranianos", recalca Exteriores.

Ucrania ha recibido en las últimas semanas de varios países armas defensivas y asistencia de instructores militares para mejorar la capacidad de defensa de las Fuerzas Armadas, además de ayuda macrofinanciera para mantener la estabilidad de la economía del país.

Kiev destacó además el paquete de sanciones sin precedentes que la comunidad internacional está preparando para disuadir a Rusia de un eventual ataque contra el país vecino y el apoyo diplomático que recibe con constantes visitas de alto nivel.

"El paquete de contención integral de Rusia (...) se ha convertido en una herramienta eficaz para contrarrestar las políticas agresivas del Kremlin, y nuestro país ahora tiene una posición sólida a través de contactos diplomáticos coordinados en todos los niveles", dijo el Ministerio de Exteriores.

El Gobierno ucraniano enfatizó además que "las Fuerzas Armadas de Ucrania monitorean constantemente los acontecimientos y están listas para repeler cualquier invasión de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania".

"La diplomacia ucraniana está en contacto con todos los socios clave las 24 horas del día, recibe rápidamente la información de seguridad necesaria, lo que nos permite tomar medidas oportunas. Seguimos trabajando para reducir las tensiones y movilizar el apoyo concreto de los socios internacionales para mantener a Rusia en el seno del diálogo diplomático", indicó Kuleba.

El intento de calmar los ánimos de Kiev se produce después de que EEUU alertara el viernes de que existe "la posibilidad clara" de que Rusia ataque Ucrania la próxima semana, por lo que pidió a sus ciudadanos abandonar el país en las próximas 48 horas y ordenó desplegar 3.000 soldados más en Polonia.

El Reino Unido, Noruega y Dinamarca también pidieron este viernes a sus ciudadanos abandonar Ucrania mientras todavía haya medios comerciales disponibles para hacerlo, mientras que España aseguró que tiene preparado el dispositivo de evacuación de españoles por si hubiera que activarlo.

La Unión Europea (UE) a su vez ha decidido permitir al personal "no esencial" de su representación diplomática en Kiev salir de Ucrania.