scorecardresearch

La falta de neumólogos aplaza citas pendientes desde 2018

G.G. UBIERNA
-

En el HUBU admiten que el equipo está en «reestructuración» y que se han pospuesto 75 consultas, pero esta semana se ha contratado a una especialista a tiempo completo

Foto de la Unidad del Sueño antes de la pandemia, cuando hubo momentos en los que llegó a contar hasta con cinco especialistas. - Foto: Luis López Araico

La Unidad del Sueño del HUBU ha tenido que aplazar hasta 75 citas de pacientes pendientes de consulta desde hace años -algunos incluso desde 2018- por la dificultad para cubrir las plazas que dejaron vacantes los promotores de este departamento: Joaquín Terán, fallecido en junio de 2018 y María Luz Alonso, en marzo de 2020. A la pérdida de estos dos neumólogos, que consiguieron prestigio internacional para la unidad burgalesa, se ha sumado el impacto de la pandemia (Neumología es un servicio de primera línea), que ha complicado todavía más la cobertura de estas plazas de especialista.

Fuentes del HUBU admitieron que se están aplazando citas y especificaron que, de momento, son 75 entre adultos y niños, pero explicaron al respecto que se debe a una «reestructuración» motivada por lo ajustado del número de efectivos. Así, destacaron que el miércoles se contrató a una neumóloga a jornada completa y que hay otros dos especialistas a tiempo parcial, además de la neurofisióloga que ya formaba parte de la plantilla de la unidad, que en tiempos de Terán llegó a contar hasta con cinco médicos (Joaquín Terán, María Luz Alonso, Estrella Ordax, José Cordero y un residente) y en 2017 estaba formada por un equipo de 18 profesionales de distintos perfiles.

Desde el hospital explican que con estos tres especialistas «la asistencia queda asegurada» y subrayaron que, en cualquier caso, el servicio de Neumología ha asumido la agenda de la unidad y que los estudios a pacientes «se han mantenido» durante todo el tiempo.

Una vez que se dé por completada la plantilla de la unidad que Terán prestigió a base de investigación y acuerdos con instituciones y hospitales del extranjero, sobre todo de Chicago, los pacientes cuyas consultas se han aplazado en las últimas semanas volverán a programarse.

La Unidad del Sueño forma parte del servicio de Neumología del HUBUque, como tantos otros, llegó a la pandemia con una plantilla ajustada (15 especialistas) y ahora afronta jubilaciones (este año ya ha habido una), además de la potencial movilidad de residentes y profesionales. En un momento de sobrecarga de trabajo, como ha sido y es la crisis sanitaria provocada por la covid, esta escasez de profesionales tiene repercusión en la asistencia, como ha sido el caso de lo ocurrido en la Unidad del Sueño.

La situación ha provocado las quejas de algunos pacientes, que han presentado reclamaciones en Atención al Paciente y esperan contestación, con datos concretos acerca de cuándo se les atenderá y garantía de confirmación de cita, dado que este verano se están anulando consultas con menos de una semana de antelación.

Hay casos de pacientes diagnosticados de apnea del sueño en otra Comunidad Autónoma, pero con residencia en Burgos, cuyos médicos de cabecera están solicitando sin éxito la derivación del historial clínico para las pertinentes revisiones. Es el caso de Francisco Sans, quien ha denunciado en este periódico que en 2018 lo citaron para abril de 2020 y la consulta se anuló por razones obvias, ya que el hospital estaba dedicado a minimizar el envite de la primera oleada de contagios. La cita se reprogramó para el pasado agosto, pero unos días antes le informaron de la cancelación por teléfono. Ahora, a la espera de que se le comunique por carta una  nueva fecha, Sans ha optado por pedir cita en la consulta privada del médico que le diagnosticó en la sanidad pública de La Rioja para que le haga la revisión de la que estaba pendiente en Burgos y, también, con la empresa suministradora del aire que necesita para dormir, para que se lo ajusten.