scorecardresearch

Bildu pide al PSOE un tren de «altas prestaciones»

H.J.
-

Los abertzales, que siempre han cuestionado las líneas de alta velocidad, logran colar en el presupuesto del Estado un compromiso de mejora del trazado actual

Un convoy a su paso por el puerto seco de Pancorbo, en plena conexión entre Burgos y Miranda. - Foto: Gonzalo Angulo

Un año más, los votos de EH Bildu se han convertido en decisivos en el devenir del Gobierno de España. El apoyo de los abertzales le permite a Pedro Sánchez afianzar su mayoría parlamentaria suficiente y esta misma semana han anunciado que darán su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, el instrumento económico imprescindible para la gobernabilidad. Pero su sustento no sale gratis.

Bildu se ha encargado de presumir a los cuatro vientos las concesiones que ha arrancado a PSOE y Podemos, y entre ellas está una que afecta directamente, o al menos puede hacerlo, a la provincia de Burgos. Dice la izquierda independentista vasca que gracias a su presión «se incluirá una partida que conllevará la redacción de un estudio informativo para analizar las actuaciones de mejora y adecuación necesarias en la línea Burgos-Gasteiz-Iruñea-Zaragoza, para la circulación de trenes de altas prestaciones y tráfico mixto».

Sorprende este planteamiento para un tren de "altas prestaciones" cuando el Gobierno ha dado recientes señales de impulso para una línea de alta velocidad ortodoxa, como el resto de las que se están construyendo en España. Pero de todos es sabido que los abertzales están en contra del AVE, por considerarlo caro y medioambientalmente agresivo, y prefieren otro modelo en el que se actúe en los trazados existentes. Esto supondría añadir un tercer carril a la infraestructura actual, por el que podrían circular trenes de gran velocidad de pasajeros y también de mercancías, pero no encaja con el modelo europeo de corredores exclusivos de alta velocidad. 

¿Supondrá esto abandonar la línea de alta velocidad? Nadie lo sabe a día de hoy, porque PP y PSOE han apostado públicamente por ella pero a día de hoy el Gobierno no es libre de decidir este tipo de inversiones y necesita otros socios parlamentarios. La número uno de los socialistas burgaleses, Esther Peña, explica que al conocer el anuncio de Bildu sobre este tren de altas prestaciones contrastó la información del Ministerio y se quedó tranquila. "En su derecho están de pedir", explica la secretaria provincial refiriéndose a los abertzales: «A nuestros efectos, no nos importa. La vía llegará a Vitoria como está previsto».

Peligro para Miranda. La introducción en la ecuación de la conexión Vitoria-Pamplona tiene implicaciones preocupantes también para Miranda de Ebro. La propia alcaldesa de la localidad, Aitana Hernando (también del PSOE), ha advertido recientemente de que debe defenderse la conexión AVE a través de su localidad con el País Vasco para no perder peso estratégico, ante el temor de que otros intereses acaben decantando los corredores prioritarios hacia los que provienen de Zaragoza y Pamplona. Aquí el PNV y Bildu aparecen también como piezas decisivas a la hora de completar el puzle de la alta velocidad del norte.